lunes, 25 de agosto de 2014

Santillana del Mar - Cantabria

Continuamos con nuestra escapada cántabra con uno de los imprescindibles, Santillana del Mar.

En el plano que os pongo abajo, podréis ver dónde se encuentran los aparcamiento del pueblo, ya que en su mayoría se encuentra peatonalizado. Nosotros aparcamos en  la Plaza del Rey (43º23'20.26"N, 4º6'21.57"W), la primera que te encuentras nada más llegar. El aparcamiento para todo el día cuesta 2 euros y te sirve hasta la mañana siguiente. Podéis estacionar también el el parking de la Rolaceña, al lado de la oficina de turismo (43º23'24.5"N, 4º6'21.57"W)



Todos la conoceréis por las tres mentiras que alberga su nombre, ni es santa, ni llana ni tiene mar.
 Se trata de una villa medieval declarada Conjunto Histórico Artístico en 1943.
 A menos de dos kilómetros, podemos encontrarnos con las cuevas de Altamira. Nosotros visitamos la neocueva en 2008 y es una visita que os recomendamos. Allí podréis aprender sobre el arte rupestre prehistórico y sobre la vida de los hombres que la habitaron en el Paleolítico Superior. Dispones de una colección de más de 400 objetos originales. (Coordenadas GPS: 43º22'44.97"N, 4º7'19.76"W)


 El Museo de la Tortura os resultará interesante y la visita se hace en menos de una hora. Los precios rondan entre los 2,40 y los 3,60 euros. Los niños entran gratis.
 La villa se desarrollo en torno a la Colegiata de Santa Juliana. Otros lugares de interés serían la Plaza de las Arenas, la plaza del Mercado, la Casa Consistorial y el área de los conventos de Regina Coeli y de San Ildefonso.


 Destacan también varios edificios civiles como pueden ser la Torre de Don Borja, la Torre del Merino o Velarde, además de la Casa Palacio de Peredo-Barreda, la de los Villa o la de los Bustamante

 Se pueden hacer dos rutas dentro de la villa, la Medieval y la Renacentista y Barroca. Además, podéis ahorraros la caminata y alquilar un coche de  caballos ponis que os dará un paseo por algunas de las calles con más historia. Para alquilarlos, tendréis que acercaros al principio de la villa, casi al lado de los indicadores de la Cueva de Altamira.
A partir de aquí, son fotos de nuestra visita del 2008. Se puede apreciar que en temporada baja, las calles lucen de otra manera, sin la marabunta de gente de temporada alta.











A nosotros es un pueblo que nos encanta, aunque esta vez lo encontramos un poco masificado. Además, os puedo decir, por experiencia propia, que gusta tanto a mayores como a pequeños. Mi sobrino dijo que era precioso, con todas las calles empedradas, pero que perdía un poco de encanto por haber tanta gente y tantas tiendas. Ahí lo dejo... :-P

viernes, 22 de agosto de 2014

Tarta de plátano al caramelo

Esta receta la encontré buscando en la red. Está subida al Youtube de Johanna Daza y aquí os dejo su enlace:



Ingredientes:

120 gr de caramelo
3 plátanos
2 cucharadas de azúcar
1 chorro de zumo de limón
120 gr de harina
120 gr de azúcar
140 gr de leche (la nuestra, de soja)
2 huevos

Preparación:


Yo no tenía caramelo, por lo que no me quedó otra que hacerlo yo misma. Era la primera vez y el resultado fue bueno. En el mismo molde de la tarta, añadimos 3 cucharas de azúcar y un chorro de agua. Lo ponemos a fuego bajo y vamos dándole vueltas con la mano hasta que empieza a hervir y a ponerse de color marrón.
Luego, añadimos los plátanos cortados en rodajas. Espolvoreamos las dos cucharadas de azúcar y el chorro de limón para que los plátanos no se "oxiden".
En un bol, mezclamos los huevos con el azúcar y añadimos la harina, el azúcar y la leche. Mezclamos todo bien y vertemos en el molde, por encima del caramelo y los plátanos. Metemos al horno y en unos 20 minutos tendremos una rica tarta.

lunes, 18 de agosto de 2014

San Vicente de la Barquera - Cantabria

En nuestras escapada familiar por Cantabria, uno de los pueblos que no podíamos perdernos era San Vicente de la Barquera, aunque ya habíamos estado en el 2008, mi madre no, así que pensamos que le gustaría. Además, nos quedaba muy bien para el camino de vuelta a casa desde Santander.

Llegamos a la hora de comer. Aparcamos en un parking en la parte nueva (tras cruzar el Puente de la Barquera) porque los demás estaban completos. Comimos en un restaurante justo enfrente y dimos un paseo por el casco antiguo. Era una mala hora para caminar bajo un sol de justicia, pero aún así nos acercamos hasta el Castillo del Rey, el Hospital de la Concepción, las Murallas, la Iglesia de Santa María de los Ángeles, la Torre del Preboste y el Palacio de la familia Corro.

Aunque en nuestra visita anterior, entramos al pueblo por el Puente de la Maza, esta vez tuvimos que conformarnos con verlo de lejos.

El castillo estaba cerrado y todavía faltaban un par de horas para que abriese, así que decidimos acercarnos hasta el Santuario de la Barquera, al Rompeolas y al Faro.

Es un pueblo muy bonito, pero que vez en un par de horas, puede que un poquito más si puedes entrar en el castillo. Nos dió pena no poder entrar, pero siempre nos quedará el recuerdo de nuestra primera visita.



Vistas desde la calle Alta




Las ruinas del Hospital de la Concepción a la izquierda y de frente la iglesia de Santa María de los Ángeles




Este curioso cartel nos lo encontramos a la entrada del santuario de San Vicente de la Barquera





Vistas desde el faro

-----------------

Fotos de nuestra visita anterior en 2008:


Vistas de los alrededores de San Vicente, con los Picos de Europa a lo lejos y en pleno Parque Natural de Oyambre




El Puente de la Maza




San Vicente en sus orígenes

Vistas desde el Castillo