123.- Volar con Ryanair

No sé si seré la indicada para escribir un post como este, porque mi experiencia en aviones no es demasiado extensa,  pero allá vamos.

Mi experiencia en vuelo se resume en:

1993.- Viaje de ida y vuelta a Mallorca
2001.- Viaje de ida y vuelta a Madrid
2010.- Viaje de ida a Madrid (a la vuelta y por culpa de la nube volcánica, tuve que venirme en tren)
2010.- Viaje de ida y vuelta a Menorca (incluyendo ida y vuelta a Madrid)
2011.- Viaje de ida y vuelta a Sevilla

Total, 11 aviones cogidos en mi vida. No recuerdo los viajes del 93 y 2011, pero seguramente serían con Iberia. Los del 2010 a Madrid (los 3) fueron con Iberia y a Menorca desde Madrid con Air Nostrum. A Sevilla, con Ryanair.

Como os digo no tengo mucha experiencia en vuelos, pero la experiencia más "agradable" la tuve con Ryanair. No es que le tenga miedo a volar, pero tampoco me encanta, lo paso fatal en el despegue, en el aterrizaje y cada vez que el avión gira, así que lo paso bastante mal en general, jeje. Con Ryanair, tanto el despegue como el aterrizaje fueron tan suaves que casi ni me enteré.

Antes de coger este vuelo, leí mucho sobre esta compañía, sobre todo con lo relacionado al equipaje de mano. Nosotros llevábamos unas bolsas de viaje y la de mi novio pasaba un par de centímetros, pero no hubo problemas. Sin embargo, y aunque en Santiago no hubo ningún tipo de control, en Sevilla había personal de la compañía midiendo las maletas de algunos pasajeros. El método es una caja de cartón con las medidas correspondientes (55x40x20 cm), así que si la maleta es más grande, no hay manera de engañarles. El peso máximo son 10 kilos y no puedes llevar más de un bulto. Es decir, cualquier bolso, bolsa de cámara de fotos/vídeos/portátil, debe de ir dentro de la maleta.

Nosotros escogimos prioridad de embarque, por un importe de 8 euros por persona, te garantizas ser de los primeros en embarcar y no tener que hacer colas. Y son muy muy largas, ya que al no tener asiento asignado, todos los que van llegando a la puerta de embarque van poniendo su maleta en fila de uno a modo de reserva. Otra de sus ventajas es que puedes escoger asiento en todo el avión y nosotros escogimos el ala, justo al lado de la puerta de emergencia, por lo que la distancia con los asientos delanteros es más grande que en otra parte del avión, así que vás más cómodo durante el viaje.

Durante el vuelo, te intentan vender de todo: lotería de Ryanair, perfumes, bisutería.....y cuando aterrizas tocan una trompeta. Cuando te quieren vender algo, lo hacen en dos idiomas: inglés y español. Cuando dan cualquier información sobre el viaje, únicamente en inglés.

Las puertas de embarque son siempre las últimas del aeropuerto, parece ser que son más baratas y así también ahorran costes, así que no queda otra que darte una buena caminata mientras vas viendo como quedan atrás todas las puertas de embarque posibles.

En los dos viajes, accedes al avión a pie, desde la puerta de embarque, otra manera de ahorrar??

2 con algo que decir:

M.C. dijo...

A mí lo que me gusta de Ryanair es la puntualidad porque aunque solo he cogido 4 vuelos con ellos siempre han sido puntuales. Lo que no me gusta es lo de la trompetita al final de viaje que no me parece serio y que te intenten vender de todo, que no te dejan ni echar un sueño!
Saludos

Artabria dijo...

Nosotros salimos con media hora de retraso en los dos viajes, en el de ida y a pesar del retraso, llegamos en hora a Sevilla, así que tampoco tuve muchos problemas con la puntualidad :-)