Visitando Pompeya

El recinto de los gladiadores


Anfiteatro

Pasos de cebra


El prostíbulo

La barra de uno de los "bares" de la época

Una de las camas de las prostitutas

Grabados en el prostíbulo


No había carteles de neón, pero sí otras maneras de indicar los locales de "interés" XD. La "flecha" muestra el lugar por donde hay que ir para llegar al prostíbulo




Uno de los templos con el Vesubio al fondo


Pinturas que se usaban para que los comerciantes que no hablaban el mismo idioma se entendieran. Había dibujado pan, vino....y señalaba el artículo con el que querían comerciar

Uno de los pompeyanos, tal como se quedó sepultado


Las termas





El famoso perro que murió asfixiado y encadenado



Pompeya fue, con Florencia, lo mejor del crucero. Después de ver un montón de documentales sobre la ciudad, de leer sobre el tema....por fin pude visitarla en persona. Es increíble!!

Entrar en ella es como hacer un viaje en el tiempo. Lo primero que te encuentras es el recinto donde vivían y entrenaban los gladiadores y a continuación el anfiteatro. Sigues caminado y empiezas a encontrarte los primeros negocios. Puedes ver todavía los hornos que usaban, los surcos que dejaban las puertas correderas de madera de los negocios, las barras de los "bares", restos de las tuberías, varias fuentes..........

Algo muy curioso son los "pasos de cebra". Como podéis ver en las fotos de arriba, eran unas piedras más altas que la calle que cruzaban esta. De esta manera, a pesar de la lluvia, podías cruzar la calle sin mojarte los pies. También es curioso que la distancia entre las piedras siempre es la misma, porque entre ellas pasaban las ruedas de los carros. Según nos contó la guía, en Pompeya había un tipo de carro, el mismo para todos, para que pudieran pasar entre estos pasos (valga la redundancia)

Las termas están muy bien conservadas, con un montón de pequeñas esculturas rodeando sus salas y en donde nosotros nos encontramos al perro que sale arriba durmiendo la siesta, jejeje. Hay una de las casas, ahora no recuerdo el nombre, que está casi totalmente restaurada, con un gran mosaico y el jardín de la foto.

Para entrar en el prostíbulo tuvimos que hacer cola, a quien se le cuente que cientos de personas hacen cola para entrar en un club de alterne........jeje. Dentro puedes ver las camas de las prostitutas y algunos de los dibujos que se conservan.

Otra cosa curiosa que nosotros habíamos visto en documentales es que se comerciaba con la orina, ya que la utilizaban en las lavanderías para lavar la ropa.

Seguro que se me olvidan cosas por contar, porque la visita es muy muy interesante y la guía nos contó  infinidad de anécdotas e historias de esta ciudad, pero os podéis hacer una idea.

Diario de aquel día

5 con algo que decir:

Dany dijo...

Hola! Pompeya me parece super interesante, la tragica historia por la que se la conoce es muy atrayente, me encantaría conocerla!

Artabria dijo...

Dany, pues no pierdas la oportunidad cuando la tengas, que estoy segura de que te encantará. :-)

Fran dijo...

Como disfruté mi visita a Pompeya.. y que calor pasé!!! Pero merece la pena pasear por esa ciudad.
un saludo

Helena dijo...

¡Uf! ¡Que chulo! Me encantaría visitar Pompeya... A ver si me puedo quitar pronto la espinita...
Un saludo

M.C. dijo...

Desde que supe de la existencia de esta ciudad, tengo unas ganas enormes de visitarla! Tiene que ser impresionante recorrer sus calles y ver cómo era todo!!! Ayy espero poder pronto ir!
Saludos