Con  motivo del tercer aniversario de este blog el próximo 18/01/2012, sorteamos 2 entradas para el Parque Natural del Monasterio de Piedra (Nuévalos, Zaragoza).

Como podéis ver en la imagen superior, sólo tendréis que dejar un comentario en este post. Las entradas se entregan si fecha de caducidad, así que ya sabéis, si estáis pensando en una escapadita o sabéis de alguien que quiera visitar el Monasterio de Piedra, no dudéis en apuntaros. Tenéis de plazo hasta la medianoche del 17/02/2012, ya que el sorteo se realizará al día siguiente, el 18.

Mucha suerte a todos/as!!

















Madinat al-Zahra, o lo que es lo mismo, Medina Azahara es un conjunto arqueológico a unos 8 km de Córdoba (concretamente en el kilómetro 5,5 de la Carretera que va a Palma del Río) que consta de museo y yacimiento arqueológico. La entrada al museo es gratuita, pero al no poder acceder coches particulares al yacimiento, hay que pagar 2,10 euros para que te suba un bus. Supongo que se podrá ir a pie, pero lo más cómodo es el bus. 

Si estáis pensando en visitarla, será mejor que no sea un lunes, ya que está cerrado. De martes a sábado abre de 10 a 18.30 y los domingos y festivos de 10.00 a 14.00 h.

El museo es bastante interesante y te ponen un vídeo de unos 30 minutos en donde te recrean la antigua ciudad musulmana en 3D, superponiendo estas imágenes hechas por ordenador con los restos que te encuentras, por lo que te haces una muy buena idea de cuán grandiosa llegó a ser.

Pero qué fue Medina Azahara? Pues nada menos que  la capital política y administrativa de Al-Andalus durante buena parte del siglo X, construida por el califa Abd al-Rahman III a partir del 936.  Lo que más llama la atención es que a pesar de ser el centro político y administrativo de los omeyas y de ser abundantemente rica en decoración, edificios......, estuvo solamente habitada unos 80 años. Su forma es casi rectangular y de 112 hectáreas de superficie (1500 m de largo por 750 m de ancho)

Está sólo está excavada un 5% y nos llevó un par de horas visitarla, así que imaginaos lo grande que fue en su momento. Espero poder ir dentro de unos años, con el 100% excavado, porque tiene que ser una maravilla.

Lo que más nos gustó de lo que pudimos ver (el salón de Abd al-Rahman, por lo que pudimos ver en fotos es increíble, pero estaba en fase de restauración y cerrado al público) fue el Edificio Basilical Superior con columnas parecidas a las que veríamos al día siguiente en la mezquita. También se puede ver uno de los hornos en los que cocinaban y la impresionante puerta de la Casa de Ya´far.

Una visita totalmente recomendable.


Antes de empezar a hablaros de la Mezquita, quizás os gustaría saber que de 8.30 a 10 h de la mañana (excepto los domingos y los festivos religiosos) se puede visitar gratis y una vez que estás dentro, puedes demorarte el tiempo que necesites. También hay visitas guiadas nocturnas, una especie de espectáculo con luces, que creo que vale 16 € (aunque no estoy del todo segura). Nosotros no pudimos entrar antes de las 10h, así que pagamos los 8 euros de rigor por persona, más 3,5 € por la audioguía. 

Respecto a la audioguía, me había descargado una, pero por un descuido se me olvidó pasarla al móvil, pero os dejo el enlace por si queréis descargarla (viene con un plano con las indicaciones a seguir durante la visita).

La verdad es que tenía muchas ganas de visitarla y es una preciosidad. Lo que más nos llamó la atención fue el contraste entre la zona cristiana y la musulmana (en las fotos de más abajo lo podréis ver vosotros mismos), pero a pesar de ser una decoración muy distinta, no desentona la una con la otra.

La visita comienza por la Puerta de los Deanes y finaliza por la Puerta de Santa Catalina. La mezquita fue construida sobre un templo visigodo dedicado a San Vicente a partir del 785, en una época en la que Córdoba era la capital de Al-Andalus. Se distinguen cuatro fases constructivas, dirigidas por Abderramán I, Aderramán II, Alhakén II y Almanzor.

Fue a raíz de la reconquista de Córdoba en 1236 por el rey Fernando III cuando a través de una ceremonia se convirtió cada piedra de la Mezquita en un lugar consagrado a Cristo. 

A mi, personalmente, lo que más me gustó fue la ampliación acometida por Almanzor y el Mihrab (que es es lugar al que tienen que mirar los que oran y en donde se encuentra el Corán).

Os podría contar muchos más detalles, pero creo que es mejor que los leáis en su web, así no os aburro con un montón de datos que podréis encontrar en cualquier sitio de internet :-)

Aquí os dejo un plano con la situación de cada capilla.....




















Antes de nada, os explicaré cómo organizamos el tiempo en esta escapadita al sur:

Día 1: Nos hicimos del tirón la distancia entre nuestra casita en Coruña y Córdoba, es la suerte de conducir los dos y poder cambiarnos al volante cada dos horas.
Llegamos al hotel a las 19.30h, dejamos la maleta y nos fuimos a dar un paseíto por el centro histórico.

Día 2: Nos levantamos y nos fuimos a Medina Azahara. Por la tarde aprovechamos para acercarnos a Écija.

Día 3: Por la mañana visitamos la Mezquita y por la tarde deambulamos por las calles cordobesas.

Día 4: Era hora de irnos a Granada, pero de camino paramos en Antequera y visitamos la Alcazaba y los dolmenes.
Por la tarde, llegamos al hotel y dimos un pequeño paseo por el centro.

Día 5: Por la mañana visitamos la Alhambra y por la tarde la estación de esquí de Sierra Nevada.

Día 6: Por la mañana deambulamos por el centro y nos acercamos al mirador de San Nicolás para divisar la Alhambra.
Al mediodía partimos hacia casa, pero haciendo un alto en el camino para  dormir.

Día 7: La noche anterior la pasamos cerca de El Escorial, por lo que al levantarnos decidimos visitar el monasterio y al mediodía emprendimos camino a casa, ya sin paradas.

Así que nada, ya veis que le dedicamos un par de días a Córdoba y Granada y medio día a Écija, Antequera y monasterio de El Escorial.

Debido a la gran cantidad de fotos de Medina Azahara y de la Mezquita, les dedicaré unas entradas propias.


La Mezquita desde el otro lado del puente romano


Plaza Tendillas

Plaza de la Corredera

Puerta del Puente


Templo romano


Calle de las Flores


Desde la Calle de las Flores se hace la típica foto de los maceteros con la catedral al fondo

La antigua muralla, al otro lado os encontraréis con la Sinagoga,  la Casa de Sefard, la Casa Andalusí......
Como podéis ver en el plano de arriba, el recepcionista de nuestro hotel nos hizo unas pequeñas rutas desde el hotel y nos marcó sitios bastantes conocidos para tapear (Casa Rubio, Casa Pepe y el más conocido, Santos, famoso por el tamaño gigantesco de sus tortillas. También nos marcó el Sojo (sí, con -j), un local bastante de moda al lado del río. Creo que de 12 a 14h te sirven una tapita y una caña por 1,20. Nada caro, pero si no quieres esto, el café cuesta 3 euros, un refresco, 3 euros y pico...así que decidimos no ir)

Por el Santos pasamos, pero como no nos gusta cenar de pie, decidimos continuar hasta la Calle Céspedes y cenar en Bodegas Mezquita. En esa misma calle merendamos un día en una tetería con unos dulces árabes que estaban de muerte. Eso sí, a las 5 de la mañana me desperté porque la habitación me daba vueltas y cuando intentaba incorporarme, me caía de nuevo en la cama, así que creo que pude tener algún tipo de reacción alérgica a algún fruto seco, porque también tenía la cara bastante roja. No sé.....

Por cierto, si os gustan los italianos, cenamos en uno llamado La Tagliatella, que es uno de los mejores en los que he comido nunca. De muerte!!! Está en el centro, en la calle Jesús María, 6, cerca de la Plaza de Tendillas.......

El Alcázar y las Caballerizas reales nos las pudimos ver porque cierran los lunes, pero recorrimos la judería de cabo a rabo, visitamos la Plaza de la Corredera, la del Potro, la Plaza de Colón, vimos la Torre de Malmuerta, la plaza de San Miguel, la de Tendillas, el antiguo templo romano.....

Sin duda, las visitas estrellas fueron la Mezquita y Medina Azahara. Yo os recomiendo callejear por sus calles, sobre todo por la judería, disfrutar del ambiente de sus plazas y contemplar el casco antiguo desde el final de puente romano, flanqueado a cada extremo por la Puerta del Puente  y la Torre de Calahorra.

En la web de Turismo de Córdoba nos descargamos un folleto llamado Córdoba te inspira bastante completo  que os puede ayudar a planificar vuestra estancia en la ciudad y alrededores.