187.- Cuatros días en Euskadi: Zarautz, Getaria y Bilbao

Partíamos hacia Bilbao con un cierto retraso debido a la visita imprevista al Monte Igeldo (ya que tendríamos que haber subido el día anterior pero a causa de la lluvia, lo pospusimos), pero de todas formas decidimos ceñirnos al plan y parar, aunque fuese un suspiro, en Zarautz y Getaria, dos bonitos pueblos que nos pillaban de camino.

En Zarautz, para los que os gusta la cocina de Karlos Arguiñano está su restaurante y aunque nosotros no fuimos creo que el menú degustación anda sobre 30 euros, así que creo que es bastante asequible.

Lo que más llama la atención de Zarautz es la longitud de su playa, la más larga de Euskadi y que tiene una especie de museo al aire libre con numerosas esculturas. Tiene un casco histórico pequeñito pero muy chulo en donde destaca el Conjunto Arqueológico Monumental de Santa María la Real. En él se muestran piezas del s. XIV, así como pinturas y esculturas contemporáneas e incluso la historia de la Costa Vasca. Anexada a la iglesia, se encuentra la Casa Torre de los Zarauz, que alberta el Museo de Arte e Historia de Zarautz.

A 5 minutos en coche y por una carretera desde donde se divisan unas vistas impresionantes de la costa, está Getaria.

En este pueblo nacieron dos ilustres personajes, el navegante Juan Sebastián Elcano y el modista Cristóbal Balenciaga. Es un pueblo pequeñito con mucho encanto y aparte de las numerosas esculturas del navegante (en la que destaca el que da la bienvenida al pueblo, inaugurado en el 1924 y que representa el gran mascarón de proa inspirado en la Victoria de Samotracia) nos encontraremos también con el museo de Balenciaga.

Getaria es la cuna del Txakoli, un vino blanco con denominación de origen. Nosotros trajimos una botellita, pero aún no lo catamos, jeje. Se nota que no somos mucho de vinos :-)

Por último, y a continuación del puerto, nos encontramos con el monte de San Antón, conocido popularmente como Ratón de Getaria, que hasta el s. XV fue una isla. Fue una atalaya para la caza de ballena así como un importante baluarte defensivo en el que se emplazaban varias baterías.

Si os gusta el pescado, en la callejuelas que van hacia el puerto hay multitud de restaurantes con unas parrilla en el exterior en donde te lo cocinan.

Se nos hacía tarde para visitar Bilbao, así que tras una breve parada en el hotel para recuperar fuerzas, nos fuimos a conocer la ciudad bilbaína.

Entramos por el puente de La Salve y lo primero que vimos fue el fastuoso museo Guggenheim, obra del arquitecto Frank Gehry e inaugurado en 1997. Teníamos pensado entrar por otra parte de la ciudad, así que la primera impresión fue de sorpresa total ante el tamaño del edificio. 

Aparcamos muy cerquita de él, en la Plaza Euskadi y fuimos a verlo más de cerca. Allí nos encontramos con la famosa torre Iberdrola, con el gigantesco perro Puppy con su pelaje de flores y con la Mamá de Louis Burgeois, una araña gigante de larguísimas patas (yo soy aracnofóbica, así que no es que me hiciera demasiada gracia, jeje).

Caminamos en dirección al puente Zubizuri, obra de Santiago Calatrava y también inaugurado en el 1997 y cruzamos al otro lado del río para ver el Ayuntamiento, el Mercado de la Rivera, el Teatro Arriaga y las Siete Calles (casco viejo del s.XV), cerca de donde se alza la Catedral de Santiago, de estilo gótico. Volvimos a cruzar uno de los numerosos puentes para caminar por la Gran Vía Don Diego López De Haro y apreciar sus imponentes edificios, pero no la recorrimos entera, ya que en la bifurcación con la Plaza Moyuá, emprendimos dirección al parking.

Como podéis ver, fueron días contrareloj, por lo que no entramos en el Guggenheim, pero Bilbao (y a pesar de lo que dice mucha gente) es una ciudad que nos gustó mucho y que está muy cuidada.





Plano de Bilbao

Plano de Getaria

Plano de Zarautz
Zarautz






Getaria






Bilbao























------------
NOTA:
Si la información aquí escrita te ha sido útil y necesitas reservar hotel, te pedimos que lo hagas a través de nuestra cuenta de afiliado de BOOKING. A tí no te supondrá ningún coste adicional y a nosotros nos ayudarás con el mantenimiento de este blog. GRACIAS!!

11 con algo que decir:

Caliope dijo...

La primera vez que fuimos al País Vasco queríamos darnos un homenaje y comer en el restaurante del Arguiñano; hicimos la reserva, era verano y así lo aconsejaban ¿Te puedes creer que llegamos a Zarautz y trás una hora y media del reloj dando vueltas con el coche no encontramos aparcamiento? Llamamos para decir que llegaríamos tarde, nos dijeron que sin problemas, llamamos por segunda vez para decir que nos íbamos y nos dijeron que no éramos los primeros que ese día llamaban con el mismo problema, había coches hasta en el interior de las rotondas. No sabía que Elcano era de Getaria, desde Cádiz zarpa el buque escuela que lleva su nombre.
Y ya por último comentar que Bilbao fue para mí todo un descubrimiento; ya sé que tuvo su pasado de ciudad industrial y gris, pero ha sabido reinventarse y me pareció una ciudad fantástica; el museo me encanta y la araña también, jeje. Me ha encantado la entrada, me gusta muchísimo esa zona. Un besote!!

Babyboom dijo...

Una buena escapada, recuerdo que cuando estuve en Bilbao entré gratis en el museo Guggenheim ya que un grupo de japoneses me dio su pulserita, pensé que no colaría pero coló y lo vi, jejejeje. Tengo muchas ganas de volver por esa zona ya que me encantó, me apunto los pueblos dónde estuvisteis ya que no los vimos. Un besote para los dos. ;-)

Carfot dijo...

A contrarreloj pero vistéis bastantes cosas, Bilbao es una ciudad que me encanta y a la que no me cansaría de volver: tomar unos vinos en las 7 Calles, Pasear por la ribera, visitar San Mamés... es que soy del Athletic, jejeje. Unos pueblos muy chulos y unas fotos geniales aunque el tiempo no acompañara demasiado.

Un abrazo !!!

Helena dijo...

La verdad es que está bien aprovechar el tiempo al máximo (yo también soy de esas, jejeje).
Me alegro que os sorprendiera gratamente Bilbao. Los relatos que he leído de la ciudad la ponen bastante bien.
Un saludo ;)

Artabria Deambulando dijo...

Caliope, qué rabia tener reservado y no poder ir, no? Nosotros vimos el indicador del restaurante pero ni nos acercamos. A ver si para la próxima tenéis más suerte :-)

Artabria Deambulando dijo...

Babyboom qué majos los japoneses. No somos mucho de museos, pero si hubiesemos tenido más tiempo, habríamos entrado :-)

Artabria Deambulando dijo...

Carfot, no visitamos San Mamés, quizás para la próxima. La verdad es que llevo escuchando toda la vida lo feo que es Bilbao y a mi me encantó.

Es como Avilés, la gente piensa que es fea porque tiene mucha industria, pero el casco viejo es precioso. No es bueno dejarse llevar por las opiniones de los demás :-)

Artabria Deambulando dijo...

Helena, sí, jeje, somo bastante parecidas en eso de amortizar bien el tiempo y necesitamos vacaciones de las vacaciones, ejeje. Pero una vez que sales de casa, que ya es una pasta, hay que aprovechar bien el tiempo :-)

Artabria Deambulando dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
veronica martinez dijo...

El País Vasco es un lugar que me apetece mucho visitar. Leyendo tu blog me han aumentado esas ganas, ojala hubiese pasado de pasada como dices tu jejeje más vale eso que nada :).

Es un lugar de España tan diferente que merece la pena perderse por allí y maravillosas las fotos de la costa.

Lo que más me gusta de la entrada son las fotos :).

veronica martinez dijo...

Tengo muchas ganas de perderme por el País Vasco, es un lugar de España tan diferente que debe ser muy bonito visitarlo.

Lo que más me gusta de la entrada son las fotos que pones algunas son realmente preciosas, sobretodo las de la orilla de la playa.

Curioso lo de el gran El Cano yo tampoco lo sabía y eso que soy un fan de la navegación.

Como Carfot a mi me gustaría ir a San Mamés, eso si que es el templo.!