martes, 12 de junio de 2012

197.- Tours (Valle del Loira)

Dicen de Tours que la ciudad más bonita de todo el Loira. No sabría decir si realmente es la más bonita o una de las más bonitas, pero el caso es que vale la pena su visita y en medio día podréis haceros una buena idea de todo lo que tiene. Situada entre los ríos Loira y Cher, también dicen de ella que es en donde se habla el francés más puro de toda Francia. 

Luis XI estableció en esta ciudad la capital de su reino, lo que hizo que comenzara un periodo de crecimiento y expansión. Aquí comenzó el cultivo del gusano de seda, que proporcionó unas grandes beneficios a la ciudad. Al morir Luis XI perdió la capital del reino, pero hasta finales del S.XVI fue una ciudad próspera, pero esto cambió con el conflicto entre protestantes y católicos, en donde murieron 300 protestantes. Durante la II Guerra Mundial fue casi arrasada por los bombardeos, pero a partir de 1959 empezó a aplicarse la Ley Malraux, sobre protección del patrimonio, y empezó a rehabilitarse.

Nosotros aparcamos en el Boulevar Heurteloup, que aunque es de O.R.A., no tuvimos que pagar y había bastante sitio libre. En esta avenida con la esquina de la Rue Bernard Palissy se encuentra la oficina de turismo y es aquí en dónde empezamos nuestra ruta.

Continuamos por la Rue Bernard Palissy para dirigirnos al Museo de Bellas Artes (que estaba ya cerrado. Ojo con los horarios franceses, todo cierra mucho antes que en España, museos, tiendas......) y a la Catedral, en la que pudimos entrar gratuitamente. Fue construida entre los siglos XIII y XV por lo que reúne en ella toda la evolución del gótico, aunque conserva las dos torres de influencia renacentista. Posee numerosas vidrieras del s. XIII. 

Saliendo de la Place de la Cathédrale hacia la Rue Lavoisier nos encontramos con el Chateau, justo al lado del río, del S. XIII-XIV y que hoy en día alberta numerosas exposiciones temporales. Desanduvimos nuestros pasos por la Rue Lavoisier hasta el cruce con la Rue Colbert, una calle llena de restaurantes y preciosas casas de madera. En el número 31 de esta calle parece ser que Juana de Arco encargó que le hicieran su armadura. Esta calle desemboca en el viejo Tours, en la Place Plumereau se encuentras numerosas casas del s. XV con sus entramados de madera y con mucho ambiente en sus terrazas. 

Acabamos nuestra pequeña visita a Tours deambulando por la Rue Nationale, totalmente levantada por obras, pero llena de comercios (que cierran entre las 18 y las 19!!!). Al final de la calle nos encontramos con la Place Jean Jaurés con el Hotel de Ville (ayuntamiento) y el Palacio de Justicia.


Catedral





Chateau



Rue Colbert, 31

Place Plumereau






Si os fijáis en la parte superior, está marcado con boli el recorrido que nos recomendaron en la Oficina de Turismo
Plano de la guía Escapada Azul de Ediciones Gaesa

6 con algo que decir:

Helena dijo...

La verdad es que hay ciudades en Francia que son una auténtica maravilla. Los edificios de las fotos que has puesto me recuerdan (así con el ladrillo y madera) a Toulousse. Me ha parecido muy bonita.
Y otra cosa que me llama mucho la atención en Francia son las iglesias, que me parecen preciosas también.
Muy chula la entrada y la visita.
Un saludo :)

Artabria Deambulando dijo...

Helena, muchas gracias por comentar. Siempre se agradecen los comentarios, pero hoy más que nunca, jeje. Esta entrada lleva colgada desde el martes y nadie ha comentado :-( Qué penita!!! La verdad es que Francia nos gustó mucho y esas casita con el entramado de madera son preciosas :-)

Babyboom dijo...

Qué chulada de casas, me ha recordado a algunas ciudades que visitamos esta Semana Santa en el sur. La verdad es que Francia tiene pueblos preciosos, este me lo apunto!!! Un besote a los dos. ;-)

Artabria Deambulando dijo...

Babyboo, lo que pudimos ver de Francia, nos gustó. Así que espero volver y conocer zona nuevas. Le tengo muchas ganas también a Burdeos, Toulosse.....

Caliope dijo...

Tela todo lo que ofrede Francia!! Preciosas fotos. Un saludito :)

Carfot dijo...

Como bien dices quizás no sea la más bonita pero por las fotos es preciosa, esta parte de Francia no la conozco en persona pero la voy descubriendo con tus posts y es una maravilla, espero que no tarde mucho en caer. ;-)