Visitando el Palacio de Versalles


Hay muchas excursiones que se pueden realizar desde París, nosotros queríamos ver uno de los palacios más famosos y aunque la primera opción siempre fue Versalles, también nos rondó la cabeza Fontainebleau. Dicen de él que no tiene nada que envidiarle a Versalles en grandeza e interés histórico, que no está tan saturado de visitantes y que la opulenta decoración en sus 1.900 estancias dan muestra del esplendor propio de reyes y soberanos.

La decisión no era fácil de tomar, esperamos no habernos equivocado y, la verdad, es que la visita de Versalles aunque agotadora fue impresionante.

Otras excursiones pueden ser a Bois de Boulogne (con 845 hectáreas de parques, lagos, jardines, cascadas y construcciones ornamentales), Bois de Vicennes (cons tres lagos, un castillo de gran relevancia histórica, un parque floral y uno de los mayores zoos de Francia), Chantilly  (castillo renancentista de cuento de hadas, rodeado de lagos artificiales y jardines) o Disneyland París.

Después de estas breves recomendaciones, empezaremos con nuestro crónica sobre Versalles. Si vais a acercaros desde París en tren, quizás os interese el post que escribí sobre el tema.

Versalles no es solo un palacio, es casi una ciudad, con el Grand y Petit Trianon y la aldea de María Antonieta (dominios de María Antonieta)

El palacio en sí puede llevaros unas 3 horas, a las que hay sumar los jardines y los Trianon, por lo que quizás os hagan falta unas 6 horas. 

Mi recomendación es que compréis vuestra entrada por adelantado o que compréis la Paris Museum Card, de esta manera os evitaréis las colas de un par de horas en la taquilla, aunque no os libraréis de las de la entrada que pueden andar más o menos por ese tiempo. Nosotros estuvimos sobre hora y media en la fila.

Si no os importa ver las fuentes en funcionamiento, mirad bien el web del propio palacio que día es el espectáculo de las Grandes Aguas porque os ahorraréis un dinerillo. Nosotros fuimos en sábado y la única manera de poder ver los jardines era pagar un plus aparte, ya que al haber el espectáculo ese día, no podías acceder sin pagar otra entrada (8,50 euros más para poder ver los jardines)

Una vez visto el palacio y para poder ver los jardines y los Dominios de María Antonieta, puedes alquilar un cochecito de golf o ir en un trenecito (6,90 euros viaje de ida y vuelta).

A estas alturas, ya os habréis dado cuenta de que Versalles no es barato :-). Las entradas al Palacio (sin la Paris Museum Card) valen 15 euros, más otros 10 para ver los Dominios de María Antonieta. A los que tendréis que sumar los 8,50 para ver las Grandes Aguas y los 6,90 del tren, ya que si queréis ver todo en el mismo día, o estáis entrenadísimos o estaréis tan agotados que os hará falta ayuda para llegar de un lugar a otro. 

RECOMENDACIÓN: comprar la Paris Museum Card, os ahorraréis dinero a la vez que tiempo malgastado en colas de taquillas.

Con la entrada, tendréis derecho a una audioguía gratis, que no se os olvide cogerla, porque sin ella la visita no tendrá mucho sentido.

Aparte de los aposentos reales de los reyes y de los delfines, también podréis ver salas llenas de pinturas y esculturas y el gran Salón de los Espejos, que os dejará sin habla. Más de 350 espejos reflejan la luz que entra por las enormes ventanas de arco y desde él también se observan maravillosas vistas del canal y de los jardines. Aquí se firmó el Tratado de Versalles en 1919 y se celebraron varias bodas reales.

Si todavía os quedan fuerzas, podéis visitar los Palacios de Trianon, que eran las "residencias de verano" y la aldea de María Antonieta. Nosotros no pudimos visitar la aldea, el acceso que queríamos coger estaba cerrado en esa época y ya no teníamos fuerzas para dar la vuelta después de llevar horas y horas caminando viendo estancias reales.

Distancias:

Desde el Palacio al Gran Canal, 1km, unos 15 minutos a pie
Del Palacio a los Palacios de Trianon, 1,5 km, unos 25 min a pie
Desde el Palacio al extremo del Gran Canal, 3,5 km, una hora a pie.



























Palacios del Trianon

Palacios del Trianon

Palacios del Trianon

Palacios del Trianon

Palacios del Trianon








------------
NOTA:
Si la información aquí escrita te ha sido útil y necesitas reservar hotel, te pedimos que lo hagas a través de nuestra cuenta de afiliado de BOOKING y si necesitas contratar alguna excursión o traslado, hazlo a través de nuestra cuenta de afiliación con CIVITATIS. A tí no te supondrá ningún coste adicional y a nosotros nos ayudarás con el mantenimiento de este blog. GRACIAS!!

9 con algo que decir:

Babyboom dijo...

Creo que no te equivocastes con Versailles ya que así tienes una excusa para volver a los otros. Qué chulada!!! Las veces que he estado en París no me he podido acercar a Versailles así que me queda pendiente junto con Disney, a ver si alguien que yo me se lo lee y me da una sorpresa, jejejeje. Un besote. ;-)

Carfot dijo...

Fontainebleau no tiene nada que envidiar a Versalles, ambos son unos magníficos ejemplos de como se las gastaban en las cortes europeas, no se privaban de ningún capricho. A mí me encantaron los dos palacios y los jardines son impresionantes, son unas buenas y agotadoras excursiones desde París.

Un abrazo !!!

Helena dijo...

¡Menuda opulencia! Yo no soy muy de palacios ostentosos, pero por las fotos que has puesto me parece que éste si que me gustaría...
Ahora, hay que ahorrar a base de bien. Desde luego, cómo se suben a la parra con los precios en Francia.
Un saludo ;)

Artabria Deambulando dijo...

Babyboom, a ver si el "alguien que tu sabes" te da una sorpresa, jeje. Después de nadar entre delfines en el Algarve, creo que bien te mereces un viajecito a París :-)

Artabria Deambulando dijo...

Carfot, has pensado en llevarte a París a tu mujer?? jejej, creo que le gustaría la idea :-P

Merece la pena, pero como bien dices son visitas agotadoras :-)

Artabria Deambulando dijo...

Helena, opulencia es la palabra justa. Cuesta imaginarse vivir entre tanto lujo, debe de ser agotador :-P

Caliope dijo...

Yo tampoco he ido a Versalles nunca, es que París me absorbe cuando he ido y no soy yo mucho de ese tipo de palacios ostentosos. De todos modos es una cita pendiente, debe ser impresionante, aunque vaya precios, cómo se pasan, vamos si ni siquiera te dieran audioguía sería para guillotinarlos, jeje.
Un saludito;)

victor dijo...

Hola Artabria,

El Palacio de Versalles es una de mis asignaturas pendientes.

Buena recomendación lo de comprar la tarjeta, porque es una pasta la entrada.

Saludos.

M.C. dijo...

Creo que hiciste una buena elección!!! Yo estuve hace muchos años pero solo vimos el palacio en sí y un poquito los jardines porque iba en una excursión organizada y la verdad es que me quedé con ganas de verlo con más calma... Luego la segunda vez que estuve en París estuve muy pocos días y no salimos de la ciudad... Pero tengo pendiente una tercera visita y entonces si que volveré a Versalles!!!
Un abrazo