Qué ver en Lisboa

Lisboa es la capital de Portugal y su ciudad más grande, tiene una población de unos 550.000 habitantes y su área metropolitana de unos 3 millones.

Nostromo y yo tuvimos la suerte de visitarla hace tres años y volvimos enamorados de ella, es una ciudad realmente bonita y con mucho encanto.

Quizás su barrio más famoso sea el de Belém, de donde provienen los famosos pasteles del mismo nombre a base de "hojaldre" y "crema pastelera" y que están realmente buenos.

En este barrio podemos encontrarnos con la torre de Belém, el Monasterio de los Jerónimos, el Padrao dos Descubrimentos.....y podremos ver desde una cierta distancia el puente 25 de abril, que nos recordará un poco al famoso Golden Gate de San Francisco.

La Torre de Belém es de estilo manuelino y fue construída entre 1515 y 1519. Fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1983 y a parte de los fosos defensivos, también podremos ver los huecos por donde tiraban a los prisioneros. Cuenta de cinco pisos comunicados, cómo no, por una escalera de caracol. Como dato curioso, en una de sus fachadas, podremos ver una gárgola con forma de rinoceronte.

El Monasterio de los Jerónimos también fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el mismo año, pero fue construído unos pocos años antes que la Torre de Belém para conmemorar el regreso de Vasco de Gama de la India. Y al igual que la Torre, es de estilo manuelino. En su interior, se encuentra la tumba del famoso explorador.


El Padrao dos Descubrimentos (Monumentos a los Descubrimientos) se construyó en 1960 para la conmemoración del 500º aniversario del descubridor Henrique el Navegante, descubridor de Madeira, Azores y Cabo Verde.

Es también un mirador, al que se puede acceder en ascensor. Destaca también, en el centro de la plaza, una gran Rosa de los Vientos de mármol y con mapamundi en su interior, regalo de la República de Sudáfrica.

El puente 25 de abril es el puente colgante más largo de Europa, tiene dos niveles, el más alta para coches y el de abajo para trenes. Fue abierto al tráfico el 6 de agosto de 1966 (aunque el tráfico ferroviario sólo desde el 99). Se llama de esta manera por la Revolución de los Claveles, que finalizó el 25 de abril de 1974.

Pero hay muchos otros lugares interesantes en esta ciudad, por ejemplo, el Castillo de San Jorge, ubicado en un barrio en el que dicen que es mejor no adentrarse de noche, es un mirador magnífico, ya que está en la  parte más alta de Lisboa.

Fue construído en el s. V por los visigodos y ampliado por los árabes en el s. IX, aunque fue en 1938 cuando sufrió una completa restauración. Su mayor esplendor va desde el s. XII al XVI, cuando fue habitado por los reyes de Portugal.




Otro de los lugares que no puedes dejar de visitar es la Catedral o Sé, que data del s. XII y es de estilo románico. El claustro es bastante similar al del Monasterio de los Jerónimos, aunque es más pequeño.

En 1998 se celebró en la ciudad la Expo, por lo que hay una parte nueva con muchos puntos de interés, entre ellos, el Oceanario, el segundo más grande de Europa detrás del de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia y el Puente Vasco da Gama, de más de 17 km de longitud.
Hay también varias plazas muy bonitas, la del Marqués de Pombal, la del Rossio y la del Comercio, desde donde empieza la Rúa Agusta. 

No nos olvidemos de los famosos tranvías, el que te llevará por los lugares más emblemáticos es el número 28, del Funicular de Gloria, el Elevador de Santa Justa y varios miradores.

Jardines del Mirador de San Pedro Alcántara

Elevador de Santa Justa

Vistas desde Santa Justa a un lado y a otro


Ascensor da Gloria

Síguenos en:



9 con algo que decir:

Otra Mirada dijo...

Hace poco estuve a punto de ir a Lisboa, ya tenía medio planeado el viaje y al final no pudo ser, así que me quedé con las ganas. Pues así tomo nota de lo que cuentas y espero poder ir pronto.
Un saludo!!

Helena mimaletayyo dijo...

Pues yo tengo muchas ganas de descubrir tanto Lisboa como Oporto ya que no conozco ninguna de las dos...
Se ve una ciudad muy bonita.
Lo del agujero en la T de Belem para tirar a los prisioneros me ha llegado (me encantan esas cosas macabras)
Un saludo ;)

M.C. dijo...

Lo que más recuerdo de Lisboa y de su barrio de Belem son sus famosos pastelitos!! mmmmmm!! qué ricos! Saludos

Caliope dijo...

Me encanta Lisboa y su aire decadente, es una ciudad con una luz preciosa y unos cielos muy fotogénicos. Encima la comida y los pasteles son una maravilla. Un besote!

Fran dijo...

Una ciudad con un encanto y un aroma añejo dificil de igualar. A mi me encanta y sin duda tengo que volver pronto!! Un saludo

Juan Pablo dijo...

Tan cerca y tan lejos para algunos de nosotros. Yo estuve en Oporto y me gusto mucho, aunque mucha gente se queda chafada. Viendo las fotos sobre todo la del elevador de Santa Justa, me planteo ir esta vez a Lisboa.
Me gusto mucho tu blog y las fotos.

Babyboom dijo...

Aunque estuve en Lisboa no acabó de atraparme del todo, siempre digo que entre Oporto y Lisboa me quedo con la primera pero supongo que le tendré que dar otra oportunidad y probar los pastelitos de Belén que la otra vez que estuve no tuve la oportunidad de hacerlo, jejejeje. Un abrazo. ;-)

Artabria Deambulando dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. He estado de viaje desde el día 16 hasta el 23, por lo que os pido disculpas por no haberos contestado como es habitual. Dentro de nada publicaré los posts sobre Madrid y Londres :-)

Iciar dijo...

Bueno, menudo recorrido nos has hecho por Lisboa, una de mis ciudades favoritas y a la que nunca me cansaré de volver.
Saludos!