Día 1: A Coruña - Nueva York

Después de un año hablando de este viaje y de 3 meses de preparativos, había llegado el momento de hacerlo realidad.

Una de las cosas más importantes de cualquier viaje es la elección del vuelo, ya que suele llevarse una buena parte del presupuesto. En este caso, tras mirar varias alternativas, escogimos la que menos habíamos valorado en un principio, Iberia. Con escala en Madrid y salida desde Coruña, nos costó 450 euros por persona.

El salir de Coruña, a 15 minutos de casa es un lujo que no solemos tener. Por cierto, si alguna vez tenéis ocasión de aterrizar en el aeropuerto de Alvedro, no la dejéis pasar. El espectáculo de nuestra costa desde el aire es impresionante y, a veces, hasta sobrevuelas la Torre de Hércules.

En Alvedro tuvimos un retraso de 30 minutos debido a problemas técnicos y en Madrid otro tanto porque alguien facturó y luego no subió al avión, por lo que tuvieron que localizar la maleta en la bodega para dejarla en tierra.

El vuelo se me hizo un poco largo y eso que pusimos series en la tablet, pero era la primera vez que volaba tantas horas. Eso sí, si llego a saber como iría el vuelo de vuelta no me habría quejado mucho del de la ida....pero eso ya es otra historia.

He de decir que había pedido comida sin lactosa debido a mis problemas estomacales y no lo tuvieron en cuenta, sin embargo, en el viaje de la vuelta, sí. El vuelo salió al mediodía, así que nos ofrecieron la comida y la merienda.



Al llegar al JFK tardamos una hora en pasar el control de pasaportes y eso que intentamos salir pronto del avión. Las preguntas de rigor, huellas dactilares y listo.

Habíamos mirado varias opciones para llegar a Manhattan desde el aeropuerto y dado que nuestro hotel estaba a 5 minutos de la Penn Station, nos decidimos por el tren. A la vuelta y para aprovechar la Metrocard escogimos el metro.

Nuestro vuelo llegó a la terminal 7 y desde allí hicimos uso del Airtrain, un tren que une todas las terminales y que llega también a las estaciones de Jamaica y Howard Beach. Nosotros desde la primera nos subimos al LIRR (Long Island Rail Road) que nos llevaba al Midtown. Aunque había leído en varios sitios que el Airtrain era gratuito, no lo es. Supongo que en algún momento lo fue y de ahí las informaciones, pero ahora mismo tienes que pagarlo. Aquí os dejo el folleto en español en dónde os explican las tarifas y cómo llegar a vuestros destinos.

En cuanto salís de recoger vuestras maletas ya vais a ver indicaciones que pone Airtrain, por lo que no tendréis ningún problema. Os subís en el ascensor o en las escaleras mecánicas y cogéis el tren (al ser circular no os perderéis) y al salir en la estación que queréis y antes de subir al tren/metro tendréis que comprar en las máquinas vuestros billetes. Sin billete no podréis pasar el torno.

Llegamos al hotel, muy bien situado, en la calle 31, a otros 5 minutos andando del Empire State (en la 5ªAvenida con la 34) y este fue nuestro primer destino una vez que descansamos un rato en el hotel. Nuestra intención era subir casi al atardecer para ver anochecer desde lo más alto y tuvimos la suerte de poder hacerlo y nada más llegar a la ciudad. Lo más sorprendente, que no tuvimos casi cola y a los 10 minutos de haber entrado  ya estábamos subiendo en los ascensores. Hay varias entradas, nosotros escogimos la subida al piso 86 y nos valió 25$. 

Se terminó de construír el 1 de mayo de 1931 y durante 40 años fue el edificio más alto de la ciudad, siendo superado por las Torres Gemelas en 1972 y sus vistas son tan impresionantes como promete. Un ejemplo:




























También os dejo un vídeo, por si lo preferís a las fotos :-)




Visita nuestro Press Kit y síguenos en:

------------
NOTA:
Si la información aquí escrita te ha sido útil y necesitas reservar hotel, te pedimos que lo hagas a través de nuestra cuenta de afiliado de BOOKING. A tí no te supondrá ningún coste adicional y a nosotros nos ayudarás con el mantenimiento de este blog. GRACIAS!!

22 con algo que decir:

Raquel Ritz dijo...

Un momento. La "maravillosa" Iberia ¿no tiene pantallas en cada asiento en turista? ¿De verdad?
Por lo de tu comida, deberías ponerles una reclamación. Si la has pedido con 48 horas te antelación, debería estar confirmada.

Diario viaje Kiana dijo...

Veo que no perdisteis el tiempo, nada más llegar vistas desde el Empire State! Tiene que ser alucinante. Con ganas de seguir leyendo vuestras experiencias...

Un abrazo!

Viajar Code: Verónica dijo...

Empieza fuerte la aventura!!! ^_^
Esperamos mas! ;)

Helena Botella dijo...

Bueno, bueno... ya empezamos con NY.
¡Menudo precio de vuelo! Pillasteis un chollo, ¿eh?
Es impresionante Manhattan... seguro que has estado horas para seleccionar fotos ;)
Un besote

Otra Mirada dijo...

Hola Verónica.
Espero que hayáis disfrutado de vuestro super-viaje.
Me han encantado las fotografías, vaya vistas alucinantes de los rascacielos...
Espero vuestra próxima crónica.
Un abrazo!

Verónica Deambulando dijo...

Raquel, no, no tienen. Nos llevamos una pequeña decepción. Hace un par de años mi sobrino voló con TAP Portugal y tenían pantallitas individuales. La comida la había pedido cuando reservé los vuelos, meses antes, pero en ese momento no se me ocurrió. Me comí lo que pude y algo que llevaba en la mochila. En el viaje de vuelta sí que lo tuvieron en cuenta.

Verónica Deambulando dijo...

Kiana, síii, no nos podíamos creer que nada más llegar ya cumplieramos con uno de los objetivos del viaje, ver anochecer desde lo más alto!

Verónica Deambulando dijo...

Verónica, estos días publicaré el segundo día. Creo que el más ambicioso de todos los vividos en la Gran Manzana.

Verónica Deambulando dijo...

Helena, síii, muy baratos. Gracias a los consejos de Víctor de El mundo a tus pies y de María de Callejeando por el mundo. Nosotros íbamos a reservar con TAP Portugal por 200 euros más y nos parecía barato, jeje

Verónica Deambulando dijo...

Otra mirada, hemos disfrutado muchísimo. Ha sido, de momento, el mejor viaje que hemos hecho nunca.

Victor del Pozo dijo...

Vaya comienzo! Como debe ser... con una buena panorámica. Yo estuve alojado cerca, en la calle 27 con la 5ªav. Una zona espectacular y con un ruido constante por las noches con todos los coches... Pero me encanto!

M.C. Cruz dijo...

Qué suerte que no pillárais cola en el Empire! Siempre he leído que hay unas colas tremendas!!! Ayyy qué ganas de poder ir a Nueva York!!!
Un abrazo

Eva - Una idea, un viaje dijo...

A esto se le llama empezar con buen pie!! Estoy deseando leer vuestras aventuras en días posteriores :)
Un abrazo!!

Verónica Deambulando dijo...

Víctor, sí, nosotros también estábamos con la 5ª, pero habíamos pedido una habitación tranquila. Teníamos vistas a un patio interior, pero estábamos encantados porque podíamos dormir, jeje

Verónica Deambulando dijo...

M.C., eso había oído yo también, por eso estábamos que no nos lo creíamos, el día del Top of the Rock no tuvimos tanta suerte, pero aún así nada exagerado.

Verónica Deambulando dijo...

Eva, ya te digo. Hacía una hora que habíamos llegado a Manhattan y ya estábamos en lo más alto disfrutando de un bonito atardecer. No podíamos pedir más.

El mundo a tus pies dijo...

Artabria, qué buena pinta tienen los relatos !!

Lo peor de EEUU son los dichosos controles de la aduana y más después de un viaje largo.

Saludos

Aran BL dijo...

Qué bonito todo! Y qué ganas de leer tu viaje entero después de seguirlo por instagram jejeje.

Pues lo de la comida en el avión es una lata, porque si yo que tengo tropecientasmil alergias se equivocan y me ponen algo que no puedo comer me matan :S bien de alergia o bien de hambre si no puedo comer

Y ya tengo intriga de qué pasó a la vuelta, estaré pendiente para no perderme ni uno de tus post :)

Verónica Deambulando dijo...

Víctor, la verdad es que estar una hora de pie no ayuda mucho, pero no nos podemos quejar. Y en la entrada de Canadá tampoco tuvimos ningún problema más que un ratito de espera. Aunque a la vuelta, los de seguridad del JFK me rompieron el candado de la maleta y rebuscaron no sé que.

Verónica Deambulando dijo...

Aran, para mi, sin duda, el peor momento de cualquier viaje, es la hora de la comida. Lo detesto, me pongo de mal humor porque entre lo que no me gusta y lo que me hace daño, comer estando de viaje es una tortura.

Caliope dijo...

Vaya comienzo!! subida al ESB sin cola y con una tarde espectacular, NY a tus pies, así, sin anestesia ni nada. Las fotos preciosas de verdad. Oye que barato los vuelos, vaya chollo. Los de Iberia se lucieron con la comida, ya podían haber tenido en cuenta tu petición. Las copas son gratis en los vuelos transoceánicos, pero nunca lo dicen, qué ratas! je je; a nosotros que nos gusta nuestra copa siempre vamos y la pedimos después de comer y te ponen una mala cara, que no veas, pero nosotros pasamos y a veces repetimos, que les den!
Un día muyyy bien aprovechado, sobre todo para ser el primero, Yo también use en 2011 en airtain para ir desde el aeropuerto a NY. estaré pendiente del resto de la aventura americana. Un besote!

Babyboom dijo...

Pues menuda forma de empezar el viaje en NY, con uno de los platos fuertes!!! Lo peor es pasar los controles de pasaportes, se hace eterno con tantas colas, preguntas, controles y demás!!! Un abrazo!!! ;-)