Día 4: Nueva York (Midtown Manhattan)

Nuestro cuarto día en Nueva York empezó sin despertador. Ese día no había prisas, ya que a las 11.00 h habíamos quedado para hablar por el Skype con la familia (bendita wifi!).

Era el día perfecto para que Luismi por fin pudiese desayunar el típico desayuno americano. En los días previos habíamos visto cerca de nuestro hotel un local que los servía, el Jimmy´s, en la 6ª Avenida, casi enfrente de Macy´s. (podéis leer una pequeña reseña en nuestro blog de cocina, Las larpeiradas de Artabria). Después de desayunar como unos marqueses nos volvimos al hotel para contactar con la familia y al terminar volvimos al Macy´s para ver que se cocía por estos afamados almacenes (El Corte inglés yanki)

Tras no comprar nada (mejor, nos ahorrábamos volver por segunda vez al hotel) emprendimos nuestra ruta del día. La primera parada fue la magnífica New York Public Library (en la 5ª con la 42). Hay visitas guiadas gratis, pero nosotros no sabíamos a qué hora y llegamos justo cuando había empezado una, por lo que decidimos deambular plano en mano por sus plantas y estancias. El edificio es de mármol y se caracteriza por dos grandes leones en la entrada. Se terminó en 1911.




Al salir de allí ya empezamos ver el maravilloso edificio Chrysler (405 de Lexington Avenue con la 42), pero antes teníamos otra parada obligada en la Grand Central Terminal (en la 42 con Park Avenue), escenario de muchísimas películas, pero a mi la que me viene últimamente a la mente es Madagascar, cuando Álex el león tiene su encontronazo con la "adorable" abuela (se nota que tengo sobris pequeños). Se terminó en 1913 y es de estillo Bellas Artes como su vecina la Biblioteca). Una vez dentro vimos el famoso reloj en el mostrador central, le pirateamos la wifi a la tienda de Apple desde un Android y nos fuimos a la galería de los susurros, desde la cual, uno en cada esquina nos susurramos y lo oíamos a la perfección. Esta característica es compartida también por el Oyster, un restaurante que se encuentra allí mismo, así que si queréis invitar a vuestra pareja a una cena romántica y decirle cosas bonitas, quizás no sea el lugar más apropiado.




Después de esta segunda visita, pasamos por el Chrysler, ahora sí, y entramos en su vestíbulo, restaurado en 1978 y decorado por mármoles y granitos de diversos puntos del planeta. Se terminó en 1930 y fue el edificio más alto del mundo durante 1 año, el tiempo que tardó en superarle el Empire State.

En este punto, añadimos la primera visita no programada del día, las Naciones Unidas, aunque creo que podríamos habérnosla saltado sin problemas. Si os interesa la visita, se puede entrar gratis en las sesiones de la Asamblea General y el Consejo de Seguridad y también hay visitas guiadas. Se encuentra en la 1ª Avenida, entre las calles 42 y 47.

Nuestra siguiente parada fue la Catedral de San Patrick (San Patricio), de entrada gratuita pero literalmente tapada por fuera y por dentro por unos andamios. En este viaje no hemos tenido suerte con los templos, ya que todos estaban siendo reformados.

Y después de descansar un rato allí cerca nos dirigimos a otra visita no programada para aquel día, la del teleférico a la isla de Roosevelt (en el cruce de la 2ª con la 60).  Su precio es como un billete de metro, por lo que podréis usar la MetroCard. Por encima de esta isla pasa el puente de Queensboro, que una Manhattan con la parte de Queens conocida como Long Island. Os dejo un vídeo con varios lugares de la ciudad, la parte del teleférico empieza en el minuto 06.12.


Ya había pasado la hora de la comida, pero con un desayuno tardío  y contundente ni nos habíamos dado cuenta, así que comimos un bocata en un Subway que hay en la calle del teleférico, casi enfrente de los Bloomingdales, los famosos almacenes comerciales de la bolsita marrón. Aquí, para varíar, tampoco compramos nada, pero vimos cómo eran y he de decir que son un poco más caros=pijos que Macy´s. En la planta baja hay una tienda de Magnolia Bakery. Entramos para comprarnos un cupcake, pero los elevados precios y la cola que había nos sacaron esa idea de la cabeza.

Caminamos hacia el Rockefeller Center y entramos en la tienda de Lego y desde allí seguimos paseando hasta Times Square en dónde para hacer tiempo hasta que se hiciera de noche entramos en otra famosa tienda, la de M&M.










Se había hecho de noche, empezábamos a estar cansados y estaba muy cerquita un local que nos habían recomendado tanto Calíope de Viajes y vivencias como en la excursión de contrastes, el Ellen´s Stardust diner, un local en dónde los camareros interpretan canciones tipo años 50 entre plato y plato. También os dejo el enlace a la reseña en Larpeiradas y un vídeo con algunas de las canciones interpretadas aquella noche y este fue el broche de oro para otro magnífico aunque agotador día en la Gran Manzana.














Visita nuestro Press Kit y síguenos en:

22 con algo que decir:

Viajar Code: Verónica dijo...

Enganchada me tienes a tus entradas a NY!!! ^_^ y tomando buena nota!!!

Que pinta la comida!!!!

Lo que va a disfrutar Jordi en la tienda Lego jejeje ^_^

El teleferico me lo habían recomendado y con tu video me lo confirma!

Aran BL dijo...

Buen cuarto día del viaje! Me he perdido el 2 y el 3, a ver si ahora me pongo al día.

Eso de la galería de los susurros es súper curioso. Yo no he estado pero estuve tocando una vez en un templete de estos de las plazas de los pueblos que tenía ese efecto y era desconcertante jejeje.

Volveré más tarde por el blog porque no me carga el vídeo :(

Un abrazo!!!

M.C. Cruz dijo...

Tengo unas ganas de ir a NY!!! con tus entradas más! Aunque parecía el día relajado, os pegastéis un buen tute!!
Un abrazo

Carfot El Peregrino dijo...

Otro día muy completo aunque comenzarais un poco tarde la jornada, y es que en Nueva York siempre parece que te falta tiempo de todo lo que hay que ver. Yo también comí en el Ellen´s Stardus, es curioso y se come bastante bien.

Un besote!!!

Helena Botella dijo...

Muy chulas las visitas de este día.
No sabía que había visitas guiadas gratuitas en la biblioteca. Tienen que estar guay porque a mí me pareció muy chula... Una pena que no las pillarais a tiempo.
Por cierto, en el restaurante, mientras sean cosas bonitas no pasa nada, lo malo sería otra cosa... jajaja
¡Un besote chicos!

Babyboom dijo...

En nuestro último viaje a Nueva York también visitamos el famoso restaurante de los camareros que cantan y me pareció curioso aunque eso de comer espachurrada con la mesa de al lado y con un jaleo increíble no me gustó mucho. Aprovechasteis muy bien el día y visitasteis una de mis tiendas preferidas: la de M&m's, jejejeje. Un abrazo!!! ;-)

Diario viaje Kiana dijo...

En la estación central uno debe tener la sensación de que en cualquier momento empezará una persecución o algo por el estilo, cuanto Hollywood! ;-) Yo también me he perdido los días 2 y 3 voy a echarle un vistazo!

Un abrazo!

Verónica Deambulando dijo...

Verónica, no sabes cómo me gusta leer eso!! Encantanda de que te gusten las entradas, ya verás como disfrutáis un montón de Nueva York.

Verónica Deambulando dijo...

Aran, lo de los susurros es muy curioso y me apetecía comprobarlo en primera persona. Mira que había gente por allí y mucho ruído, pero oíamos todo lo que nos decíamos el uno al otro!

Verónica Deambulando dijo...

M.C., síii, en Nueva York no hay días de relax, jeje, y menos cuando vas con el tiempo ajustado al máximo, como fue nuestro caso.

Verónica Deambulando dijo...

Carfot, sí, la comida estaba muy buena. Es verdad que siempre te falta tiempo, pero es uno de esos lugares a los que sabes que volverás tarde o temprano.

Verónica Deambulando dijo...

Helena, una pena, es realmente maravillosa. Me encanta!! Sí, peor sería que le susurraba cosas guarras, jajaja

Verónica Deambulando dijo...

Babyboom, sí, las mesas son un poco justas y hay mucho jaleo. En condiciones normales nunca comería en un sitio con tanto ruído, pero valió la pena por la comida y por las actuaciones.

Verónica Deambulando dijo...

Kiana, sí, en general en toda Nueva York, la hemos visto en tantas series, películas...que es como si la conocieras desde siempre :-)

María (callejeando por el mundo) dijo...

Que recuerdos y que envidia, si es que no se porque leo y sigo leyendo y leo una vez más diarios de NY. Así no voy a poder soportar la ansiedad que me produce no tener programada mi tercera visita a la ciudad. Aún así, te seguiré leyendo.

Besitos.

Verónica Deambulando dijo...

María, jeje, se puede decir que Nueva York crea adicción.

Antonio Ruiz dijo...

Hola Mujer!!! Como sigas así con tus grandes artículos vas a ser la responsable de que en 2014 viaje a New York, jejeje... Menuda pinta tiene todo.

Enhorabuena y gracias por estos post viajeros de NY.

Un abrazo enorme!

Caliope dijo...

Hey gracias por lamención, jeje, me alegra que te gustara el sitio, yomelo pasé genial. ¿Visteis que chulas las vistas desde el parquecito que hay casi al lado de donde te bajas del teleférico? Me encantó ese sitio. La biblioteca otro sitio que me encanta, es preciosa, yo también la vi por mi cuenta, pero la visita guiada debe estar muy bien, una pena que no llegárais, bueno y también molan la Gran Estación y el Chrysler, aysss que recuerdos. A mí la ONU sí que me gustó, es curioso ver lo que siempre ves en las pelis y telediarios.
Yo no comprénada en Bloomindale, la primera vez entré porque soy friki de Friends y Rachel trabajó un tiempo ahí,jeje, es repijo; la segunda vez entré a hacer pis, tiene unos sevicios muy de lujo ;-)
Me encanta ir a NY a través de tu viaje, pero me pone los dientesmuy largos !! Me voy para Central Park.

Eva - Una idea, un viaje dijo...

Pues para no madrugar estuvo bien aprovechadito el día ;) Jolín, a la Grand Central Terminal también le tengo yo ganas. Pero lo que más me ha gustado son las fotos del desayuno y demás comidas. No se pueden leer vuestros posts a estas horas :P

Verónica Deambulando dijo...

Antonio, muchísimas gracias!! no sabes lo contenta que me ponen mensajes como el tuyo.

Verónica Deambulando dijo...

Eva, es que tengo un pequeño problema con las fotos de comidas, jaja. Me encantan!!!

Verónica Deambulando dijo...

Calíope, que menos que mencionarte. Gracias!
jeje, yo también entré en Bloomindales pensando en Rachel, jaja, qué buena era esa serie!!