Fragas do Eume y Monasterio de Caaveiro - A Coruña

A veces no somos muy conscientes de las maravillas que tenemos cerca de casa y creemos que tenemos que irnos lejos para descubrirlas. Las Fragas do Eume es un parque natural que tenemos a poco más de 15 minutos de casa y que es una auténtica maravilla.

Pero antes de nada, os explicaremos qué es una fraga.  "Este término abarca, en gallego, a varios tipos de bosque, todos ellos atlánticos caducifolios europeos. También se le llama a las zonas de bosque espeso a cuyo interior la luz siempre llega velada por los árboles. De esta manera, en su interior siempre perdura la humedad, la frescura y la temperatura casi constante.

Las Fragas do Eume son las fragas costeras mejor conservadas de Europa y uno de los escasos bosques de su tipo del continente. Albergan numerosas especies animales y vegetales amenazadas.

Fue declarado Parque Natural en 1997 y tiene una extensión de 9.125 hectáreas de laderas y montes que acompañan al río Eume a su paso por la provincia de A Coruña. Está formado por territorios de los ayuntamientos de As Pontes, Monfero, A Capela, Cabanas y Pontedeume" (info sacada del folleto turístico de As Fragas do Eume).





Como decía un poquito más arriba, contiene numerosas especies animales y vegetales, de estas últimas llama mucho la atención la gran variedad de helechos, concretamente, 28 especies distintas, de las que 6 están catalogadas como amenazadas.

Hay varios accesos al parque llamados "portales", el más conocido (y por el que entramos nosotros en esta ocasión) es el de Caaveiro, aunque también se puede acceder por el de A Capela, Monfero y desde el Embalse del Eume.

La forma más fácil de llegar es desde el precioso pueblo de Pontedeume, ya que posee numerosas señales indicadoras. En cuanto se estrecha un poquito la carretera ya veremos la Oficina de Recepción de visitantes, justo al lado del restaurante. Allí mismo os proporcionarán toda la información que deseéis y si es temporada alta (Semana Santa y los meses de verano) os darán el ticket para el bus gratuito que os lleva al monasterio.

Desde esta oficina hasta el monasterio hay unos 7,5 km que se pueden hacer perfectamente bien caminando, aunque los 15 km en total ya se nos haga mucho. Hay un sendero de tierra y piedras a un lado del río, aunque en algunos tramos es un poco complicado. Al otro lado del río, está la carretera asfaltada, por la que no pueden circular vehículos privados en temporada alta. Nosotros teníamos que esperar mucho tiempo por el autobús porque estaba todo completo, así que emprendimos caminito por el asfalto, pierde un poco de magia, pero de esta manera, cuando te encuentres con el bus y siempre que estés en unos de los puentes, te recogerá y te llevará bien al monasterio, bien de vuelta al centro de visitantes.

A lo largo del camino hay varias zonas de mesas y sillas para comer y justo antes del centro de visitantes, os encontraréis con un par de áreas recreativas.

En principio, no tendréis problemas para dejar el coche. Tenéis los parkings de las dos áreas recreativas que os decimos, así como el del centro de visitantes y a 800 m del centro, otro gran parking, que es en dónde os recoge el autobús.
Otra opción es alquilar una bici, aunque si sois más o menos de la zona sale bastante más rentable llevaros las vuestras, porque vaya precios!!

Desde la última parada del bus al monasterio hay unos 800 metros y en temporada alta está abierta, justo al lado, una taberna en dónde comer unos bocatas.

El Monasterio de Caaveiro fue fundado en el s.IX en la entonces villa de Calavario (de ahí el nombre).
Con motivo de la desamortización, en 1849 sale a subasta y es adquirido por un particular que acomete una restauración. Es declarado conjunto histórico artístico en 1971 y monumento de interés provincial en 1975. Habría que esperar hasta 1986 para que el monasterio y sus alrededores pasaran a mano de la Diputación de A Coruña.




Hace relativamente poco que fue restaurado por completo y, aunque no niego la gran labor llevada a cabo, he de deciros que me acuerdo de ir hace años y cuando estaba en ruinas me parecía infinitamente más bonito. Hoy en día, con tanto cristal pierde parte de la magia y del encanto de antaño.

---------

Os dejo un pequeño vídeo de las Fragas y del monasterio de Caaveiro:

Otras entradas relacionadas:

Monasterio de Monfero

Post Amigo: Eva, de Una idea, un viaje, también ha estado de ruta por esta zona

15 con algo que decir:

Verónica Paz dijo...

Parece un sitio muy bonito!!!
Como bien dices, tenemos lugares precioso cerca de casa ;)
un abrazo!

Helena Botella dijo...

Muy chulo la verdad. A mí, que la naturaleza cada vez me gusta más, me encantan estos lugares cercanos en los que perderte un día.
El Monasterio, aunque a ti te gustara más antes, tiene muy buena pinta también.
Un saludo ;)

Casía dijo...

Lo mismo pasa en Asturias, tenemos paisaje para dar y regalar y no lo conocemos, me encanta Galicia, será porque soy del occidente y me siento identificada¡haxa salú! para conocer mejor nuestras tierras y aprender a amarlas y respetarlas

Caliope dijo...

Esos monasterios en medio de la naturaleza me encantan! a mí me parece precioso, aunque no tengo la referencia que tienes tú de cómo estaba antes. Todos tenemos cerca de casa maravillas naturales que merece mucho la pena visitar, tienes toda la razón. Un besote!

Otra Mirada dijo...

Una maravilla todo lo que tenéis por allí. Espero poder volver pronto y ver muchas cosas que me quedaron pendientes.
Un abrazo!

Eva - Una idea, un viaje dijo...

Me encantan As Fragas y eso que en los intentos que hice siempre tuve mala suerte con el tiempo... a ver si la próxima coincide un poco mejor.
El lugar es sin duda digno de admiración!

Antonio Ruiz dijo...

Parece un lugar realmente hermoso, Verónica.

Gracias por mostrarlo!!! Un abrazote!!!

Verónica Deambulando dijo...

Verónica, lo es! cuando vuelvas a Galicia, tienes que venir de ruta :-)

Verónica Deambulando dijo...

Helena, a mi también. Ahora que hemos hecho dos rutas estos últimos dos días, tengo ganas de hacer muchísimas más :-)

Verónica Deambulando dijo...

Casía, yo soy una enamorada de Asturias y de mi tierra, por supuesto. Tenemos suerte de vivir en una tierra con tanto verde ;-)

Verónica Deambulando dijo...

Caliope, es que a veces están perdidos en medio del monte, nunca mejor dicho, jeje y le da un aire bucólico....

Verónica Deambulando dijo...

Otra mirada, Galicia tiene mucho que ofrecer. Ojalá puedas volver pronto!

Verónica Deambulando dijo...

Eva, tenemos que quedar un día para hacernos una rutilla ;-)

Verónica Deambulando dijo...

Antonio, lo es!! Un buen lugar para desconectar y descansar :-)

Mis viajes y sensaciones dijo...

El parque natural de Fragra do Eume, es un lugar que tengo pendiente desde hace mucho tiempo. Los paisajes en Galicia son preciosos, mira que conocemos toda la costa pero este parque no lo visitamos.

Saludos Belén y Ramón