Madrid con niños (III): Zoo Aquarium de Madrid

Último día en Madrid y, de nuevo, dedicado a ver animales. Nuestro destino este día era el Zoo Aquarium, que se encuentra en la Casa de Campo.

Si el primer día llevábamos otros planes como visitar la casa del ratoncito Pérez o ir un cine de verano, para este día teníamos en la recámara el teleférico de la Casa de Campo. De todas las veces que estuvimos en Madrid nunca hemos podido ir y la verdad es que nos apetecía probarlo, pero al igual que el primer día, todos los planes que se llevaban a mayores no se lograron llevar a cabo y nos tuvimos que conformar únicamente con ver bichos.

 Habrá que volver a mirar vuelos a Madrid y escaparnos cuando estén baratitos, ya que nos quedaron muchas cosas por ver.
Los osos pandas nos encantaron, relajados comiéndose sus cañas de bambú

Dispone también de una pequeña granja. Mi sobri se lo pasó en grande dándoles de comer a las cabras


















Al igual que en los días anteriores, nuestra opción de desplazamiento pasaba por el metro. La parada de Casa de Campo está a unos 10 minutos andando, no es que sea un trayecto largo, pero a la vuelta y tras aguantar altas temperaturas durante todo el día cuesta un poquito. En otras circunstancias habría sido un bonito paseo, ya que es una senda de tierra y puedes ir observando el paisaje que ofrece la Casa de Campo. 

Hay entradas a partir de 19,90 euros en la página web y también puedes comprar el billete para un tren que te lleva por los lugares más significativos del zoo. Otras opciones, si no te sientes con ánimos para caminar, es alquilar un cochecito de golf y si llevas el picnic tienes el carrito con forma de coche en el que puedes llevar al niño "conduciendo" y en la parte de arriba la comida y la bebida.

El precio de las aguas, al igual que en Faunia, desorbitado. A 3 € la botella.

Si el día anterior, en Faunia, os recomendábamos la exhibición de los leones marinos, en este caso os recomendamos la de los delfines. Tenía un vídeo con una buena parte de la exhibición, pero ha desaparecido misteriosamente.




Aunque el debate de Faunia y Zoo viene de lejos, nosotros no vamos a entrar en él. Los dos nos han gustado y si tenéis tiempo y dinero, los dos son recomendables. Ahora bien, si sólo podéis disfrutar de uno de los dos, creemos que el zoo es más entretenido para toda la familia. 

Algunos miembros del grupo de 6 personas que éramos, ya dijeron que les gustaba más el zoo nada más entrar y ver al rinoceronte indio con su impresionante "vestimenta".

Al igual que en Faunia, hay varios restaurantes en los que comer, desde buffet hasta de comida rápida, con menús de hamburguesa, pizza, perritos calientes...

De lo que esperábamos un poquito más es el aquarium, que nos pareció bastante pequeño.


Tras pasar todo el día disfrutando como enanos, nos dirigimos al hotel, en el que nos pudimos dar una duchita antes de volver al aeropuerto en el cercanías y coger el avión de vuelta a Coruña.

Esperamos que estas tres entradas sobre Madrid con niños os hayan dado ideas para una escapadita a la capital.

Posts relacionados:

Oporto con niños: Sea Life y Zoo Santo Inácio
Madrid (I): el Santiago Bernabéu
Madrid (II): Faunia
Bioparc Valencia
Marcelle Natureza
Museo del Jurásico de Asturias
Os dejamos un pequeño vídeo de nuestro canal de YouTube:
------------
NOTA:
Si la información aquí escrita te ha sido útil y necesitas reservar hotel, te pedimos que lo hagas a través de nuestra cuenta de afiliado de BOOKING. A tí no te supondrá ningún coste adicional y a nosotros nos ayudarás con el mantenimiento de este blog. GRACIAS!!

7 con algo que decir:

Diario viaje Kiana dijo...

Ya que en China no pude visitar la zona de Chendu de los pandas tendré que ir al zoo de Madrid a verlos que me pilla cerca! jejeje. Eso sí, la botellita de agua me la llevo de casa que 3 euros... Imagino que los peques disfrutaron mucho con los animalitos!

Un abrazo!!

Verónica Deambulando dijo...

Kiana, son preciosos! jeje y dan una envidia....allí sentados, todo el día vagueando y poniéndose morados de bambú jaja. Además, creo que hace poco nació uno :-)

Otra Mirada dijo...

El zoo es uno de los sitios que me sigue encantando. Una pena que valga tanto entrar. También he estado en Faunia pero me quedo con el zoo, está claro...
Un abrazo!

Verónica Deambulando dijo...

Kiana, creo que disfrutamos todos! Pero recordamos una frase que dijo el pequeño, cuando nos teníamos que ir y todavía le faltaban un par de animales por ver: "para qué venimos a Madrid si no podemos verlos todos?" XD

Verónica Deambulando dijo...

Otra mirada, es caro, es verdad, pero hoy en día todo lo es :-(

Helena Botella dijo...

Recuerdo que cuando era pequeña mi tía me llevaba al zoo a ver a los animalitos y creo que yo sí que monté ne el teleférico (aunque ha llovido mucho).
Muy interesante el post.

Madrid dijo...

Ay! qué recuerdos me da el zoo de Madrid de cuando era pequeñita!
Bueno, y luego de adolescente cuando iba con los novietes