Esta receta la encontré buceando por la red, en el blog Como cocinar pollo

Ingredientes (para dos personas): 

- 2 pechugas de pollo
- 1 cebolla francesa
- Sal
- Pimienta negra
- 2 cucharadas de harina
- 500 ml de leche caliente
- 1 cucharada de curry en polvo

Preparación:

Cortamos la pechugas en trozos, salpimentamos. Lo doramos y cuando tenga color, reservamos.

En la misma sartén, pochamos la cebolla, añadimos las dos cucharadas de harina y mezclamos. Vamos añadiendo los 500 ml de la leche caliente poquito a poco. Agregamos el curry. Mezclamos bien y añadimos el pollo. Cuando la salsa tenga el espesor deseado, apagamos el fuego y a comer.

Nosotros lo acompañamos con arroz normal, con la salsa estaba muy bueno, pero creo que la mejor opción, para este plato, habría sido arroz basmati o thai.

Podéis comprobar que es una receta muy fácil de hacer y muy rápida. El pollo queda muy jugoso y la salsa está como para acabarte la barra de pan jeje

Estáis pensando en comer fuera este domingo de Pascua? Quizás este sea el local escogido, pero sea como sea, os recomendamos que llaméis antes para reservar, porque este restaurante situado en la calle Federico Tapia, 19 de A Coruña suele estar a rebosar.

Habíamos oído hablar de que se comía muy bien y que tenía una decoración que recordaba a los típicos lofts de Brooklyn. Después de nuestra experiencia personal, podemos confirmar que las dos opiniones son verdaderas.

El local nos gustó mucho, muy hyspter todo jeje y la comida estaba fabulosa. Raciones contundentes y precio bastante ajustado.


Eramos cuatro personas y para empezar, lo hicimos con dos entrantes para compartir. Los escogidos fueron el surtido de hummus (de garbanzos, berenjena...)  y los fish and chips de bacalao.

Los principales fueron de lo más variado:

Hamburguesa vegetariana

Hamburguesa con jalapeños

Wok de verduritas

Ensalada templada

Para beber, nada del otro mundo, 3 refrescos, 1 agua y 1 clara y de postre,

Tarta de queso

Gazpacho de fresas

Creppes de dulce de leche

Nosotros salimos encantados de la experiencia: buen trato, buena comida, buena decoración y el precio de 72,20 euros (recordemos que fueron 2 entrantes, 4 platos principales, 5 bebidas y 3 postres).

Otro domingo más que nos decidimos por ir a conocer un poquito más los preciosos paisajes que tenemos al lado de casa. Esta vez no tocó una ruta por Carral.

Se trata del sendero de pequeño recorrido PRG 101, denominado Costa da Égoa y perteneciente al grupo de rutas que conforman el Roteiro Mariñán.

Para dejar el coche, podéis hacerlo en el parking que está al lado de la casa de turismo rural Costa da Égoa o unos metros más arriba, en el lugar en el que lo dejamos nosotros, en el aparcamiento de una pequeña área recreativa. Coordenadas GPS: N 43º11.366" W8º21.911"





La ruta tiene un tramo circular y un tramo unidireccional. Nuestra idea era hacer únicamente el primero de ellos, pero nos equivocamos y acabamos haciendo un trozo más del previsto, concretamente hasta la iglesia de Esperante.
Pazo de As Cadeas



Aunque parezca mentira, tienes que abrir este portal y meterte en lo que parece propiedad privada



Este tramo a mayores fueron unos 3,6 km, más otro tanto de vuelta, por lo que con la coña nos hicimos algo más de 7 km. Calculamos que en total andaríamos sobre unos 14 km. Quise poner a funcionar el Endomondo, pero no me dí cuenta que lo había eliminado unos días antes por falta de espacio y al final ya en Esperante, decidimos poner el Wikiloc. 

La ruta en sí nos pareció un poco dura en determinados tramos con pendientes muy pronunciadas. Prueba de este punto son las agujetas que nos acompañaron los dos días siguientes.

En este punto, justo al salir de ese tramo que os decíamos antes que es de propiedad privada y está cerrado con un portal, tendréis que escoger si continuáis por la parte que ya no es circular (cruzando el río y continuando de frente, o giráis a la izquierda y volvéis al punto de inicio)





Pazo de Vila Suso (En este punto hay que seguir de frente, por un tramo asfaltado, pero justo en una  curva en donde hay varios contenedores, abandonamos el asfalto y giramos a la izquierda hacia la Fuente de Santa Rosa. Nosotros aquí nos equivocamos  e hicimos unos cuantos metros de más)

Pazo de Esperante




Pudimos disfrutar del río Barcés, ver a lo lejos el Monte Xalo, y ver algunos de los pazos de la zona, concretamente el Pazo de As Cadeas, el de Vila Suso y el de Esperante.

Comentaros que salvo en la zona de los molinos, no nos encontramos con nadie, salvo con algunos vecinos en los tramos que discurrían entre casas. Y hablando de molinos, si la ruta es la de los molinos de Carral, alguno nos tendríamos que encontrar, no?







Dado que la ruta era circular, decidimos dejar los molinos para el final, que se encuentran en la parte de atrás de la casa de turismo rural.
Aquí podéis ver el perfil de la ruta. Están marcados el punto de inicio/final, el punto en dónde deberéis decidir si hacer sólo el tramo circular o continuar un poco más y el punto hasta donde nosotros llegamos, la iglesia de Esperante.

Se trata de 14 molinos rehabilitados en menos de 500 metros, hay una pequeña ruta que discurre entre ellos y que es realmente bonita. El resto de la ruta, aunque disfrutas de la naturaleza y del silencio, no nos gustó tanto como otras que ya habíamos hecho con anterioridad.
Aunque es una receta que parece fácil, todavía no me había decidido a hacerlas hasta este momento. Miré un montón de recetas por internet, pero al final seguí (más o menos) la de mi madre. Y es que ella le echa siempre un poquito de ajo en polvo y un poquito de vino blanco y yo no lo hice.

Antes de nada, disculparme por las fotos. No suelo colgar muchas fotos bonitas en este blog, porque como sabéis se trata de recetas fáciles y rápidas. Con ese motivo nació este blog y en él no encontraréis grandes fotografías, como galletas con lazos y un escenario totalmente preparado. En esta casa, cocinamos y nos sentamos a todo correr en la mesa a comer. No hay tiempo para florituras.

Y dicho esto, allá va la receta:

Ingredientes (para 2 personas)

- 1 lata de 1 kg de tomate natural triturado
- 400 gr de carne picada
- 2 huevos 
- Pan rallado
- Harina
- Perejil
- Sal
- Azúcar
- Orégano

Preparación:

En un bol, echamos la carne, con 1 de los huevos, sal, perejil y 2 cucharadas de pan rallado. Mezclamos durante varios minutos hasta que veamos que está todo bien compacto.

Es hora de hacer las albóndigas. Cogemos con la ayuda de una cuchara un montoncito de carne y lo pasamos a la otra mano, dándole forma redonda. Siempre ayudará que tengas la mano un poco húmeda, bien con agua o con aceite para que no se te quede pegado en las manos.

Vamos rebozando cada bolita en huevo, harina y pan rallado. Cuando las tengamos todas, es hora de freírlas (bien en la sartén o en la freídora). Retiramos cuando estén doraditas. Nos basta con que tengan un poquito de color, porque se harán por dentro cuando las pongamos a cocer con la salsa de tomate.

En una cacerola, vertemos la lata de tomate (yo suelo probar como está de ácida y añadirle una cucharadita de azúcar o sal hasta darle con el punto), cuando empiece a hervir, añadimos las albóndigas y dejamos hervir unos 30-40 minutos.

La Huerta del Mercado se encuentra en Coruña, en la calle Enciclopedia Francesa en el barrio de Vioño. Lo que nos llama la atención de primeras es que la carta es por Ipad, en el que puedes ver las fotos del plato en cuestión.

Su decoración nos recuerda, en cierto modo, al típico mesón. Tienen una buena vinoteca y entre sus platos podremos encontrar para tapear, platos vegetarianos, pasta, carne  y pescado. Tendremos también la opción de probar las Alpargatas, tanto en la modalidad dulce como salada. 
Nosotros nos pedimos un revuelto y una ensalada de pasta. No son precisamente lo platos que más llaman la extensión en su carta, pero eran los que más nos apetecían en ese momento. De todas formas, en su web, podréis explorar toda la carta y comprobar que tienen platos de los más variados.

De postre, el coulant de chocolate (un postre al que somos poco menos que adictos) y una alpargata dulce, creo recordad que con salsa de mango.