Senderismo por Coruña: Costa da Égoa (por los Molinos de Carral)

Otro domingo más que nos decidimos por ir a conocer un poquito más los preciosos paisajes que tenemos al lado de casa. Esta vez no tocó una ruta por Carral.

Se trata del sendero de pequeño recorrido PRG 101, denominado Costa da Égoa y perteneciente al grupo de rutas que conforman el Roteiro Mariñán.

Para dejar el coche, podéis hacerlo en el parking que está al lado de la casa de turismo rural Costa da Égoa o unos metros más arriba, en el lugar en el que lo dejamos nosotros, en el aparcamiento de una pequeña área recreativa. Coordenadas GPS: N 43º11.366" W8º21.911"





La ruta tiene un tramo circular y un tramo unidireccional. Nuestra idea era hacer únicamente el primero de ellos, pero nos equivocamos y acabamos haciendo un trozo más del previsto, concretamente hasta la iglesia de Esperante.
Pazo de As Cadeas



Aunque parezca mentira, tienes que abrir este portal y meterte en lo que parece propiedad privada



Este tramo a mayores fueron unos 3,6 km, más otro tanto de vuelta, por lo que con la coña nos hicimos algo más de 7 km. Calculamos que en total andaríamos sobre unos 14 km. Quise poner a funcionar el Endomondo, pero no me dí cuenta que lo había eliminado unos días antes por falta de espacio y al final ya en Esperante, decidimos poner el Wikiloc. 

La ruta en sí nos pareció un poco dura en determinados tramos con pendientes muy pronunciadas. Prueba de este punto son las agujetas que nos acompañaron los dos días siguientes.

En este punto, justo al salir de ese tramo que os decíamos antes que es de propiedad privada y está cerrado con un portal, tendréis que escoger si continuáis por la parte que ya no es circular (cruzando el río y continuando de frente, o giráis a la izquierda y volvéis al punto de inicio)





Pazo de Vila Suso (En este punto hay que seguir de frente, por un tramo asfaltado, pero justo en una  curva en donde hay varios contenedores, abandonamos el asfalto y giramos a la izquierda hacia la Fuente de Santa Rosa. Nosotros aquí nos equivocamos  e hicimos unos cuantos metros de más)

Pazo de Esperante




Pudimos disfrutar del río Barcés, ver a lo lejos el Monte Xalo, y ver algunos de los pazos de la zona, concretamente el Pazo de As Cadeas, el de Vila Suso y el de Esperante.

Comentaros que salvo en la zona de los molinos, no nos encontramos con nadie, salvo con algunos vecinos en los tramos que discurrían entre casas. Y hablando de molinos, si la ruta es la de los molinos de Carral, alguno nos tendríamos que encontrar, no?







Dado que la ruta era circular, decidimos dejar los molinos para el final, que se encuentran en la parte de atrás de la casa de turismo rural.
Aquí podéis ver el perfil de la ruta. Están marcados el punto de inicio/final, el punto en dónde deberéis decidir si hacer sólo el tramo circular o continuar un poco más y el punto hasta donde nosotros llegamos, la iglesia de Esperante.

Se trata de 14 molinos rehabilitados en menos de 500 metros, hay una pequeña ruta que discurre entre ellos y que es realmente bonita. El resto de la ruta, aunque disfrutas de la naturaleza y del silencio, no nos gustó tanto como otras que ya habíamos hecho con anterioridad.

12 con algo que decir:

Helena Botella dijo...

Molan las rutillas que estáis haciendo últimamente. ¿Estáis entrenando para algo? Jejeje
Un saludote ;)

Luismi dijo...

La verdad es que fue duro. En parte porque nos equivocamos y subimos por un camino de pronunciada pendiente de 1 km... Pero ya de por sí la ruta contaba con muchos tramos en cuesta. Y Vero y yo convalecientes.. Inocentemente, me dejé convencer, pero mis planes pasaban por quedarme en casa recuperándome de la bronquitis. Pero bueno luego uno se siente bien :)

Otra Mirada dijo...

Bonita ruta, sí que os vais a poner en forma... aunque con esos paisajes merece la pena hacer un esfuerzo.
Saludos!

Aran BL dijo...

Está muy bien dedicarle tiempo a los paisajes de al lado de casita, nosotros empezamos a ir a Guadalajara por eso y nos llevamos muy gratas sorpresas. Un abrazo! :)

Caliope dijo...

Vaya paisaje! a los sureños nos llama mucho la atención el verde intenso del norte, precioso. Un abrazo.

José Carlos DS dijo...

Una ruta de lo más chula, buenos senderismos os estáis marcando, yo este año aún no he arrancado la temporada, con tanto estudio casi que me da cargo de conciencia salir a pasear, encima nosotros que hacemos rutas de las que se sienten durante días xDDD

Saludotes :)

Verónica Deambulando dijo...

Helena, sólo entrenamos para no quedarnos en casa, jeje. Este año no tocan viajes, así que hay que sacar el mono con algo.

Verónica Deambulando dijo...

Luismi, bronquitis?! Qué exagerado! :-P
Fue dura, pero qué bien sienta cuando la terminas!

Verónica Deambulando dijo...

Otra mirada, mientras caminas y subes cuestas, a veces tienes que hacer un pequeño esfuerzo, pero después de sientes genial.

Verónica Deambulando dijo...

Aran, es que lo que tenemos más cerca de casa es a veces lo más olvidado.

Verónica Deambulando dijo...

Pepa, os tenéis que venir de visita y ya os llevaremos a ver verde ;-)

Verónica Deambulando dijo...

José Carlos, pues lo primero es lo primero. Ya leí alguna de vuestras rutas y veo que sois de los que os gusta patear, como a nosotros.