Viajes y Salud

Todos nos hemos preguntado alguna vez si se puede viajar con medicamentos y qué precauciones hay que tomar dependiendo del destino al que vayamos, sobre todo algún país africano, asiático...

Para solucionar estas dudas, podemos preguntarle a nuestro médico, a la compañía con la que reservemos el seguro o en la web del Ministerio de Asuntos Exteriores para obtener asesoramiento e información sobre aspectos sanitarios, seguridad y otras precauciones como vacunas...

Si padecemos alguna alergia médica, deberíamos llevar en una tarjeta en nuestra cartera que nos identifique como alérgico a tal o cual medicamento. Si tenemos que ir al médico en el extranjero, es mejor guardar las facturas para poder reclamar luego los posibles gastos.

Si viajamos por Europa, será suficiente la Tarjeta Sanitaria Europea y si es fuera del territorio europeo, deberíamos de viajar siempre con un seguro de salud.

Aparte del tema sanitario, que es importante, nosotros siempre dejamos un planning a nuestras familiar con los lugares en los que estaremos cada día y los teléfonos de nuestros hoteles. También tenemos una carpeta en nuestro correo electrónico con fotocopias de los pasaportes y documentos de identidad. Y si viajamos fuera de Europa, tendremos que llevar con nosotros el Permiso de Conducción Internacional.

Si viajamos con medicación, una buena idea es llevarla siempre en el bolso o en el equipaje de mano y unos días antes de partir no estaría de más pasarnos por nuestra farmacia o centro de salud para que nos impriman un listado con los medicamentos que tomamos.

Si estás embarazada se desaconsejan los viajes largos y se aconsejan paradas frecuentes. La mayoría de las compañías aéreas no permiten viajar a embarazadas a partir de la semana 36 y a partir de la 28 es posible que te pidan un certificado médico que indique que es un embarazo normal y la fecha en la que es posible que te pongas de parto. Comprueba que tu seguro de viaje cubra un parto en el extranjero para no llevarte sustos. Las mamás tienen que esperar un mínimo de 48 horas para volar después de dar a luz y los recién nacidos, 7 días.

Durante los viajes podemos tener varias molestias comunes, como pueden ser:

- Dolor de oídos y de cabeza. Si viajamos en avión es posible que al aterrizaje y al despegue nuestros oídos se resientan, por lo que se recomienda masticar chicle, tragar con frecuencia o bostezar. También podemos hacer como que nos sonamos la nariz, tapándola. A los bebés les podemos poner el chupete o darle el pecho o biberón. Si padecemos de sinusitis, otitis...deberemos de seguir los consejos de nuestro doctor respecto al viaje en cuestión.

- Mareos. Para evitarlos, podemos seleccionar un asiento en el que no se note tanto el movimiento (en el avión, en la zona centro, por encima de las alas; en coche o bus, en la parte delantera y en barcos, en el centro). Se recomienda dormir bien la noche anterior y evitar comidas pesadas y alcohol. Si nos mareamos, tomaremos una Biodramina media hora antes de salir.

- Mala circulación. Lo ideal, levantarnos de nuestro asiento y dar paseos por el pasillo (avión o tren) o parar cada dos horas para estirar las piernas y tomar un poco de aire fresco (coche); hidratarnos bien, evitando bebidas con alcohol, cafeína y teína, ya que al tratarse de bebidas diuréticas pueden provocarnos deshidratación.

En otros sitios he leído que si conducimos es bueno llevar refrescos con cafeína para evitar que nos dé el sueño.

- Golpes de calor e insolación. Evitaremos el sol en las horas centrales del día, llevaremos prendas ligeras, beberemos mucho pero evitando, de nuevo, el alcohol, utilizaremos protectores solares, sombreros y gafas de sol...

Los alimentos, el agua y los mosquitos pueden causarnos algún disgusto en nuestras vacaciones. Las precauciones básicas es lavarse las manos para evitar la transmisión de enfermedades, comer siempre la carne y el pescado bien cocinado, frutas y verduras cocinadas o que se puedan pelar, evitar los cubitos de hielo, los helados, la comida de la calle o la mayonesa, beber siempre agua embotellada.

Para evitar las picaduras de mosquitos, podemos llevar pendas largas y de colores poco llamativos y meternos la camiseta o la blusa por dentro del pantalón. Recordad que aparte del picor y el enrojecimiento, pueden transmitirnos enfermedades como la malaria, la fiebre amarilla, la encefalitis japonesa...

Si vamos a algún lugar exótico, debemos preguntar sobre las vacunas que tendremos que administrarnos para evitar enfermedades comunes en esos países.

Algunos de los medicamentos que se recomienda llevar en nuestro botiquín viajero son:

- Medicamentos para el dolor, la fiebre o el frío
- Para la diarrea, el estreñimiento, dolor de estómago, alergias y náuseas
- Contra la malaria, el mal de altura y la diarrea del viajero
- Medicamentos personales
- Cremas antibióticas para cortes y quemaduras y cortisona para las picaduras de insectos y las erupciones cutáneas
- Sales de rehidratación para usarlas en caso de vómitos o diarrea grave
- Repelentes de insectos
- Termómetro


FUENTE: Folleto "El mejor compañero de viaje es tu salud" de Farma Friend y Ratiopharm
------------
NOTA:
Si la información aquí escrita te ha sido útil y necesitas reservar hotel, te pedimos que lo hagas a través de nuestra cuenta de afiliado de BOOKING. A tí no te supondrá ningún coste adicional y a nosotros nos ayudarás con el mantenimiento de este blog. GRACIAS!!

4 con algo que decir:

Aran BL dijo...

¡Muy interesante! Yo añadiría que, en caso de viajar por Europa y que no te dejen tener la tarjeta sanitaria europea (en mi caso por no estar trabajando) tienes que ir a hacerte un papel que es equivalente y que te cubre los días que estés allí. Que te pongan unos días más para cubrir imprevistos.

Y bueno, yo como alérgica llevo siempre mi tarjeta que me identifica como anafiláctica y un par de jeringuillas de adrenalina, nunca me han puesto pegas para meterlas en los aviones.

Muy útil este post :) Un abrazo!

Ameseros Viajeros dijo...

Va muy bien ver de vez en cuando posts de este tipo, ayudan mucho a la hora de viajar porque muchas veces vamos un poco perdidillos sobre todo en según qué países!

Laura (Donde me lleven mis pasos) dijo...

Muy buena recopilación de info! La Tarjeta Sanitaria en Europa es imprescindible, y aún hay mucha gente que no sabe que existe y viaja sin ella.

Verónica Deambulando dijo...

Aran, no sabía lo del papel equivalente a la tarjeta sanitaria. Gracias!

Ameseros Viajeros, es que siempre nos surgen muchas dudas. Además van saliendo cosillas nuevas en los comentarios :-)

Laura, pues mira que puede ser útil. Nosotros, de momento, nunca hemos tenido que echar mano ni de ella ni del seguro de viaje y que continúe así ;-)