Senderismo en Sada: PR-G 96 Ruta Costa Doce (A Coruña)

Hace unas semanas, aprovechando que la lluvia nos daba un descanso y que todavía faltan unos días para nuestro primer viaje en más de 5 meses, nos fuimos a una pequeña ruta por Sada, en As Mariñas Coruñesas. 

Esta ruta es más larga de lo que hicimos nosotros, pero era la primera vez que llevábamos al perro con nosotros y además salimos tarde de casa, por lo que sólo hicimos unos 7 km en sentido circular. 

La ruta original son 9,5 km en sentido único, 19 km en total ida y vuelta, desde el Castillo de Fontán en el puerto de Sada hasta la Playa de Cirro, pasando por varios miradores a la ría de Betanzos.
Nosotros empezamos la ruta en la Playa de Cirro (coordenadas 43.383359; -8.2939) y llegamos hasta Punta de San Mamede, en donde encontramos un mirador con unas buenas vistas de la ría.
El tramo que hicimos nosotros recorre prácticamente pegado al litoral, pero adentrándonos en frondosos montes. El sendero es de tierra y es accesible para todos los públicos. Hay unos cuantos metros de asfalto, pero muy pocos.




En este punto, puedes continuar hacia el cruceiro de Carnoedo o elegir el desvío hacia Punta de San Mamede. Nosotros hicimos esto último para disfrutar de unas buenas panorámicas. En total, nos llevó menos de dos horas, con paso muy sosegado.

Es una ruta muy tranquila, nosotros apenas nos encontramos con un par de personas, por lo que es ideal para desconectar y sumergirte en la naturaleza.



------------
NOTA:
Si la información aquí escrita te ha sido útil y necesitas reservar hotel, te pedimos que lo hagas a través de nuestra cuenta de afiliado de BOOKING. A tí no te supondrá ningún coste adicional y a nosotros nos ayudarás con el mantenimiento de este blog. GRACIAS!!

3 con algo que decir:

Verónica Paz dijo...

unos paisajes muy bonitos!
oye y el perrillo como se portó? disfrutó la caminata? ;)

un abrazo

Arantxa BL dijo...

Qué buena pinta! A pesar de que no está completa fue un buen paseo. Pregunto lo mismo que Verónica Paz, qué tal el perrito? :)
Un abrazo!

Verónica Deambulando dijo...

Vero, Arantxa, el peludo se portó muy bien. Es feliz en cualquier sitio donde pueda corretear y olfatear y si es el monte, mucho mejor.