Ay, Las Vegas! Uno de esos lugares a los que no volveré, salvo una muy muy muy poderosa razón. No es que me extrañe que no me haya gustado nada esta ciudad, era algo que ya tenía bastante claro cuando decidimos ir, pero una vez que he estado allí, no tengo ninguna razón para volver. Ni una!!


Nos habían recomendado llegar de noche y así lo hicimos. Es cierto que de noche impresiona un poquito, ya que ves las luces de neón desde quilómetros de distancia, pero de día...De día es una ciudad de cartón piedra, hecha para el disfrute de los que les gusta el juego y las compras. 

Qué podéis hacer en Las Vegas? Pues principalmente visitar los casinos de su calle principal, Las Vegas Boulevard Street, más conocida como la Strip. Allí os encontraréis los míticos casinos The Bellagio, Mirage Casino, Imperial Palace Casino, The Venetian... 

Los aparcamientos de todos los casinos son gratuitos y nosotros no tuvimos ningún problema para aparcar en ellos, tanto de día como de noche. 
 El famoso cartel de Las Vegas se encuentra en el 5100 de Las Vegas Boulevard, muy cerca de la entrada al aeropuerto y cuenta con un pequeño parking. Sorprende que está como en una isleta. No sé, me lo esperaba encontrar en un sitio con un poco más de glamour.

   
 Otro de los lugares recomendados es Fremont Street. Nosotros no fuimos porque al final se nos echó el tiempo encima y estábamos un poco hartos de tanto casino. Esta calle era la principal de Las Vegas hasta que empezó a despuntar la Strip. Allí os encontraréis con el neón del vaquero Vegas Vic, que da la bienvenida a la ciudad desde 1951 (en el Pioneer Club) o la versión femenina Vegas Vickie (en el Girls of Glitter Gulch)

  En The Stratosphere se encuentra una réplica de la Space Neddle de Seattle, que prometes unas buenas vistas desde su mirador.

 Otra idea sería visitar el Museo del Neón. Nosotros tampoco fuimos, pero si estáis un par de días, seguro que es una visita interesante. Puedes escoger entre visita diurna y nocturna. Aunque esta última tiene que molar mil veces más que la primera.









 Algo que sí que no te puedes perder es el espectáculo de las Fuentes del Bellagio. Un impresionante espectáculo de música!!
 O la erupción del volcán del Mirage

A algo menos de media hora de Las Vegas está la presa Hoover. Tanto oír hablar de ella y de verla en documentales que nos apetecía verla en persona y sabéis que? Nos decepcionó, para nada es tan espectacular como la pintan. Es una gran obra de ingeniería, pero me gustaron más algunas que hemos visto en España, como la presa de Aldeadávila o la de la Almendra. 









Seguimos con nuestras recomendaciones para desayunar o merendar en Coruña (y ya van unas cuantas...!!)

Hace unos días descubrimos el San Francisco, en el barrio de Matogrande.

Si conocéis los Starbucks o en Coruña los Cafés Vecchio veréis que tienen más de una similitud.

Tenéis desayunos dulces y salados, smoothies, chocolates, cafés...


Además tienen una pequeña sección con algunos productos "americanos": galletas, patatas fritas, refrescos...
El local no es demasiado grande pero, aún así, le han buscando un rinconcito a los más pequeños para que se entretengan jugando mientras los mayores toman su café.
Disponen de una mesa corrida, un par de mesas "sueltas" y otro par con varios sofás que te llaman a repanchigarse saboreando un rico chocolate.
Para los más frikis, disponen de 4 iPad con conexión wifi y si hace buen tiempo, una pequeña terraza te estará esperando. Lo único malo de estos locales, su precio, que me parece un poco elevado.


El Antelope Canyon es uno de los cañones más visitados y fotografiados del mundo. A mi, particularmente, me pareció espectacular y creo que es el sueño de cualquier fotógrafo.

Este cañón tiene que ser obligatoriamente con visita guiada, ya que se encuentra dentro de la Reserva de los indios Navajos.

 Puedes escoger entre visitar el Upper o el Lower. Nosotros visitamos el primero.
 La entrada nos pareció bastante cara y es que si para entrar en el Gran Cañón pagas 25 $ por coche y te vale la entrada para una semana entera y en Yosemite pagas 30 $ por coche y tienes otra semana entera, para visitar el Antelope Canyon tienes que desembolsar 25 $ por persona, con una visita guiada de una hora aproximadamente. A mayores, tendrás que pagar 8 $ por aparcar. Si tienes suerte, tienes unas pocas plazas de aparcamiento justo antes de entrar en la reserva y te ahorrarás unos eurillos.

 Nosotros, además, "de perdidos al río", escogimos el tour en prime time. Los de las 12 y las 13 h valen 40 $ por persona, ya que al mediodía es cuando es más espectacular por las entradas de los rayos de sol
 En esta visita no está permitido el uso de trípodes, para poder utilizarlos tendrás que reservar un tour para fotógrafos que dura 2 horas.


 Nuestra guía, Lola, fue muy simpática además de servicial. Nos configuró cámaras y móviles a cada uno para que nuestras fotos saliesen mejor. Un par de trucos: siempre sin flash y con el balance de blancos en nublado.



 Desde la taquilla hasta la entrada del cañón habrá unos 5 minutos en coche, que los haces en furgonetas 4x4 y por momento te hace parecer que estás en una carrera por el desierto como si de una peli de Hollywood se tratase.











En definitiva, es una visita totalmente recomendable, pero cara, muy cara.