Comer en Betanzos: Xanela

Hace unos días decidimos ir a comer fuera y el escogido fue el Xanela, en Betanzos. Habíamos oído buenas críticas sobre este local y queríamos probarlo en persona. La comida estaba buena, pero el ambiente no nos gustó demasiado. 

Era un sábado al mediodía y aunque había gente en la barra tomando unos pinchos y unos vinos, estuvimos completamente solos en el comedor.

Además, llegó un grupo de 6-7 personas un tanto alborotadores que se pusieron a jugar a los dados, golpeando la mesa como si utilizasen el martillo de Thor.

Desconocemos si por las noches cambia un poco el ambiente, pero aunque la comida estaba realmente buena, tenemos serias dudas de si volver por el ambiente con el que nos encontramos.



Para empezar decidimos pedirnos unas tostas: una de rulo de cabra con mermelada de tomate (4,30€) y otra de paleta ibérica con tomate (4,80 €)

 El plato principal lo compartimos y nos decantamos por un risotto de setas silvestres y solomillo de cerdo (16,00€). Estaba muy bueno, pero le añadieron unas escamas de sal por encima que después de varios "mordiscos" llegaba a cansar un poco. Un poquito menos de sal y habría estado mucho más rico si cabe. Estuvimos investigando y puede que se trata de la sal rosa del Himalaya.
Para terminar nos tomamos una tarta de queso de cabra  y fresa (4,50€) y un tiramisú (4,50€)
 El precio total de dos tostas, un risotto, el pan, y 3 resfrescos fue de 39,60 €

Está localizado en la calleja Travesía del Progreso, 12, que es peatonal, una de las calles que dan directamente a la plaza de García Hermanos.


1 con algo que decir: