Comer en Barro (Pontevedra): Casa de Porto

Tras visitar la fervenza del río Barosa nos dirigimos a comer en Casa de Porto. Está en un sitio un poco escondido, pero suficientemente bien indicado para que llegues sin problemas. De todas formas, aquí os facilitamos la tarea y os dejamos las coordenadas G.P.S.: 42.504822, -8.676751

 He de decir que escogimos este local por sus buenas opiniones en un conocido portal de internet. Decían que destacaban las vistas, la comida y la amabilidad del personal. En lo de la comida y el personal estamos de acuerdo, otra cosa es lo referente a las vistas. Está en medio de una aldea y en un punto alto, pero las vistas son más que normales, a no ser que vivas en una ciudad y no estés acostumbrado al campo.

 Para empezar pedimos un par de platos para compartir: empanada y pulpo á feira

 Los segundos platos fueron de lo más variado: bacalao, croca, solomillo con queso, ensalada de ventresca con aguacate y jamón ibérico...


 Los postres fueron tarta de tres chocolates, tarta de manzana, helado artesano y queso del país con membrillo de nueces.

 La comida estaba rica, aunque el servicio un poco lento, o como se diría ahora, "slow". Se nota que es un negocio familiar al que acuden muchos amigos y familia o, por lo menos, ese día así parecía.

En resumen, dos entrantes, 6 platos principales, 6 postres, 1 copa de vino y 5 aguas, unos 120 euros.

2 con algo que decir:

M. Carmen Cruz dijo...

Tiene todo una pinta estupenda! Pero eso de que el servicio sea lento, no me mola mucho...

Verónica Deambulando con Artabria dijo...

A mi tampoco. Está claro que la comida es para disfrutar y si vas a comer fuera, muchas veces es para hacer "vida social", pero prefiero alargarme en la sobremesa y no entre plato y plato. Lo del slow food no vale para mí :-P