Antes de empezar la ruta das Fervenzas (cascadas) da Rexidoira hicimos una parada en el antiguo sanatorio para tuberculosos de Cesuras (43.180368, -8.193067), en el lugar de Paraxón, en la parroquia de San Mamede de Bragade.



 Este edificio de estilo modernista fue construido entre las décadas de 1920-1930 por el arquitecto Antonio González Villar, artífice de otras muchas edificaciones de la comarca. La decisión para construir en este lugar se debió a su altura y clima sano, propicio para los enfermos tuberculosos, aunque nunca llegó a terminarse y hoy en día está en estado totalmente ruinosos.



 Está rodeado de bosques de pinos y eucaliptos que conforman el Parque do Sanatorio, un extenso lugar para unas buenas caminatas e incluso, como vimos en primera persona, para practicar con la bici de montaña.

 Además, desde allí se accede al antiguo Camino Real entre Oza y Cesuras. Hace un par de años estos dos ayuntamientos se fusionaron en uno, convirtiéndose en Oza-Cesuras.

 Después de un breve paseo por las inmediaciones, cogimos de nuevo el coche y pusimos rumbo hacia la cascadas de Cesuras.


 Las cascadas están en el Área de ocio de A Rexidoira, en donde además de las fervenzas, encontraremos un edificio rehabilitado que perteneció a los peones camineros. Estos peones eran funcionarios del s. XVIII que velaban para que los caminos estuviesen siempre en perfecto estado.

 Una pena que este edificio, una vez rehabilitado con fondos europeos, permanezca cerrado a cal y canto y cuando te asomas por sus ventanas veas telas de araña del  tamaño  de varias pelotas juntas. 

 La ruta en sí empieza en un puente, en la parroquia de Filgueira de Barranca de Cesuras (43.142942, -8.157267) y es bastante pequeña, poco más de 1 km, que nos llevará sobre 1 hora de caminata y es que esta ruta está catalogada como de dificultad alta.
Fervenza 1

 Nosotros no la catalogaríamos como tan complicada, pero es cierto que en algunos tramos tienes que bajar agarrada a unas cuerdas para no caerte ni resbalar.



Fervenza 2
Fervenza 3 o Pozo da Ola
 Aunque el camino no está claramente identificado, lo que debes hacer es ver las 4 cascadas yendo siempre lo más pegado al río y volver por el camino que sube más alejado a la ribera.



 Las 4 son bonitas, pero yo me quedo con la primera porque aparece entre el medio del bosque sin contar con ella y la última, sin desmerecer a las otras 2.


Fervenza 4 o O Batán




El castillo de Soutomaior se encuentra en el concello del mismo nombre, en la provincia de Pontevedra. Os dejamos el mapa con las coordenadas GPS para que lleguéis sin problemas:


Se trata de un conjunto arquitectónico entre fortaleza medieval y palacio neogótico del s. XIX formado por dos torres y un patio de armas.


Se construyó como fortaleza con doble muralla y llama la atención porque se encuentra "escondido" y no a cierta altura como se le presupone a estos castillos construidos con el objetivo de defender.

El habitante más famoso de este castillo fue Pedro Álvarez de Soutomaior, Pedro Madruga, convertido en leyenda por varios episodios en la historia de Galicia. Durante tres siglos estuvo en estado de abandono hasta que en el s. XVIII fue adquirido por el marqués de Mos, quien coloca suescudo de armas en una de las entradas. Más tarde, en 1870, los marqueses de la Vega de Armijo lo convierten en residencia de verano convirtiéndolo en un palacio neogótico.

Desde 1982 pertenece a la Diputación de Pontevedra, la cual ha llevado a cabo las tareas de rehabilitación.














Una vez terminada la visita al castillo podemos dar un agradable paseo por sus jardines, convertidos en Parque Botánico y perteneciente a la conocida Ruta de las Camelias de Galicia.


Antes de subirnos, de nuevo, al coche, podemos tomar algo en el bar que está allí mismo. Te sirven unos buenos pinchos para acompañar tu consumisión y tienen bocadillos a unos precios bastante asequibles.
Si todavía tenemos tiempo, a pocos kilómetros del Castillo de Soutomaior, se encuentra el Monte da Peneda, un magnífico mirador en que podrás ver la ría de Vigo, el puente de Rande, la Isla de San Simón...








Y ya para terminar el día, en el cercano concello de Redondela, nos encontraremos con la pequeña fervenza (cascada) de Reboreda (coordenadas 42.282046, -8.601664). Se puede dejar el coche en las inmediaciones y tras andar unos pocos metros llegaremos a ella.




Justo allí hay unas cuantas mesas al lado del regato que pertenecen a un café-restaurante. Un sitio un tanto peculiar.
Horario del castillo de Soutomaior:

- De octubre a abril: de martes a domingo de 10.00 a 20.00 h
- De mayo a septiembre: todos los días de 10.00 a 21.00 h

La última entrada se permite hasta 30 minutos antes del cierre. La entrada general cuesta 2 euros y los grupos necesitan reserva previa, bien por teléfono, bien a través de la web de la Diputación de Pontevedra.