Visita a los tejados de la catedral de Santiago

Hace unas semanas, con motivo de la asamblea de GaliciaTB, la Asociación de Bloggers de Viajes de Galicia, a la que pertenecemos, tuvimos la ocasión de visitar la cubierta de la catedral de Santiago de Compostela.


 La entrada es un tanto cara, 12 euros la general y 10 euros la reducida, pero la visita es muy interesante. Es una visita guiada de una hora en la que podrás aprender un montón de datos curiosos sobre la catedral de Santiago y su construcción, aparte de tener unas buenas vistas de la zona histórica de Santiago.

 Advertiros, antes de nada, que desde allí arriba no podréis ver la plaza más famosa de Santiago, la del Obradoiro, ya que las dos torres y la figura de Santiago Apóstol os lo harán imposible.
 La primera torre que podemos observar es la de la carraca, la cual todavía tocan la Semana Santa porque antiguamente no se permitía el toque de las campanas en estos días. Al otro lado, encontraremos la Torre de la Campana, hoy en día cubierta de andamios debido a su restauración.
 La Torre del Reloj tiene nombre propio, la Berenguela, porque fue el arzobispo Berenguel de Landoira quien acabó su construcción en el s. XIV.




 Desde las cubiertas de la catedral de Santiago podemos ver el claustro en donde antiguamente había una fuente en donde los peregrinos se lavaban antes de entrar a la catedral.


La plaza de Praterías, con la Casa del Cabildo al fondo
 La Casa del Cabildo que podemos ver también en nuestra visita llama la atención porque es muy estrecha, ya que cuando se construyó pocas funciones tenía más allá de ver las procesiones desde sus balcones. Hoy en día acoge exposiciones temporales y su entrada es gratuita.


Los compañeros de GaliciaTB atentísimos a las explicaciones de nuestra guía


 Otra de las plazas más bonitas de Santiago y con muchísimo ambiente, la Quintana. En ella se encuentra la Puerta Santa, que se abre sólo en vísperas del Año Santo.
 Ya casi acabando la visita, nos encontraremos con la Plaza de la Hospedería y San Martín Pinario.



 Esta cruz, llamada Cruz de los Farrapos, está colocada encima de una pequeña pira que se subió en una de las últimas restauraciones a las que fue sometida la cubierta de la catedral y cuya función era que los peregrinos quemaran allí sus ropas tras el largo camino.


Foto de grupo de GaliciaTB



2 con algo que decir:

M. Carmen Cruz dijo...

Es un poco cara la entrada, pero a juzgar por las fotos, veo que bien merece la pena visitar el tejado! A mí es que me encantan este tipo de visitas!
Un abrazo

Artabria dijo...

Mari Carmen, sí que es cara, sí. A nosotros nos hicieron precio por ir en grupo, si no hubiese sido así, también me lo habría pensado.

La visita es muy interesante y andar por las cubiertas de una catedral como la de Santiago es impresionante.