Qué ver en Alsacia (I): Mulhouse, Guebwiller, Eguisheim y Colmar

Como os contábamos en el artículo en donde desglosábamos el itinerario y presupuesto de este viaje a Alsacia y Lorena, este viaje salió de casualidad un día viendo los precios de los vuelos. Después nos dimos cuenta que en plena Navidad podía no ser, para nosotros, la mejor época. Sí, lo sé, Alsacia en Navidad es visitada por miles de turistas al año, pero yo casi habría preferido conocerla en otras fechas para poder disfrutar de sus plazas y monumentos más importantes sin ningún mercadillo navideño por el medio :-)

El vuelo directo desde Santiago nos dejó en el denominado aeropuerto de Mulhouse (Francia), Basilea (Suiza) y Friburgo (Alemania). Tenéis que tener un poquito de cuidado en el aeropuerto si reserváis coche porque depende de porque puerta salgáis podéis estar en Francia o Suiza. Nosotros, por ejemplo, tuvimos que facturar en el sector suizo pero alquilamos coche para Francia y no llegamos a entrar en Suiza (salvo el último día medio metro, pero esa es una historia que ya os contaremos llegado el momento). Ojo porque si circuláis por Suiza tendréis que tener en cuenta algunas cosillas. Desde la Oficina de Turismo de Suiza en España nos comentaron lo siguiente: "En Suiza no existe, como en el extranjero, el peaje de autopista. Desde el 1985 los usuarios de las autopistas y de la carreteras nacionales (1ª y 2ª clase) necesitan pagar un impuesto. La tasa está cubierta con la compra de la viñeta de autopista, la cual tiene un costo de 40.00 CHF. La viñeta es valida desde el 1 de diciembre del año en vigor hasta el 31 de enero del año siguiente. Circulando con un remolque o un autocaravana, es obligatorio la compra de una viñeta adicional. Reserve su viñeta hoy y ahorre tiempo en la aduana Suiza: Ticketshop. Es también posible adquirir la viñeta en la aduana. Por favor, tenga en cuenta los tiempos de espera. La viñeta puede ser pagada en Francos Suizos así como en Euro. Sarán aceptados billetes unicamente. El vuelto le será dado en la moneda nacional"

Tras esta pequeña introducción vamos a lo importante, nuestro recorrido por Alsacia y Lorena en una semana, visitando sus pueblos y ciudades más importantes:

MULHOUSE

No teníamos mucha información de esta pequeña ciudad pero aparcamos en el centro y con una foto en el móvil de su centro histórico empezamos a deambular por sus calles. El olor a vino caliente y demás productos típicos de la Navidad y del invierno impregnaba el ambiente y no pudimos dejar escapar la oportunidad de probar algunas de esas delicias. 



Al día siguiente, por la mañana, teníamos previsto visitar la Ciudad del Automóvil de Mulhouse. Le dedicaremos un artículo especial, pero quedaros con el dato de que en ella se encuentran más de 400 vehículos, a través de los cuales puedes darte un buen paseo por la historia de la automoción (La entrada vale unos 11 euros, nosotros pagamos 20.50 porque tengo carnet de estudiante). Si vais en coche, dentro del recinto hay un gran aparcamiento. Nosotros pagamos 2.40 euros por un par de horas.









GUEBVILLER
Aquí no paramos mucho porque llegamos al mediodía y estaba todo cerrado. Aparte, llovía un poco y tras un pequeño paseo, seguimos camino hacia uno de los platos fuertes de Alsacia, Eguisheim.

EGUISHEIM
Si Guebviller nos había dejado un poco decepcionados, Eguisheim fue un gran descubrimiento.

Como podéis observar en el plano de arriba, lo más importante de Eguisheim se puede ver haciendo un recorrido circular. Y es que este pueblo tiene una forma circular, ya que se construyó con una doble fortificación. Durante este recorrido podremos ver las coloridas casas típicas alsacianas, dos entradas fortificadas...Fijaros bien porque en los entramados de madera de las viviendas hay inscripciones, así como en los frontones y dinteles de sus puertas.

Las plazas del Mercado y del Castillo son realmente bonitas





COLMAR

Colmar puede ser la ciudad más conocida de Alsacia, junto con Estrasburgo. Llegamos a ella de noche y estaba totalmente atestada de gente. Recorrimos lo más importante y nos dirigimos a la Petite Venise.

A la mañana siguiente, al igual que hicimos en Eguisheim, decidimos verla a la luz del día y volvimos a recorrerla, centrándonos en su barrio más famoso, la Pequeña Venecia. Si buscáis la estampa típica de Alsacia la encontraréis en el Muelle de la Pescadería (Quai Poissonnerie) 





En la ciudad de Colmar vivió Bartholdi, el escultor de la Estatua de la Libertad, por lo que podréis encontrar una estatua en su honor, un museo y hasta una réplica de Miss Liberty a modo de rotonda. Nosotros no lo sabíamos e íbamos conduciendo por las afueras cuando empezamos a ver su silueta. Nos quedamos un poco a cuadros hasta que nos enteramos de porqué aquella estatua de la Libertad tan especial se encontraba en esta pequeña ciudad francesa.






------------
NOTA:
Si la información aquí escrita te ha sido útil y necesitas reservar hotel, te pedimos que lo hagas a través de nuestra cuenta de afiliado de BOOKING. A tí no te supondrá ningún coste adicional y a nosotros nos ayudarás con el mantenimiento de este blog. GRACIAS!!

6 con algo que decir:

Verónica Paz dijo...

Cada vez que veo fotos de la zona me parece preciosa! esa arquitectura me gusta mucho ^_^
Seguro que algún día cae! y bueno, los mercadillos navideños me encantan, así que...

aps! no sabía lo del museo del automóvil!! a Jordi seguro que le gustaría mucho!

Verónica Deambulando con Artabria dijo...

Verónica, es muy bonita. El museo os va a gustar ;-)

Non gogoa, han zangoa dijo...

¡Buff, vaya viaje!
¡Precioso lugar!
¿En qué fechas viajasteis (noviembre-diciembre? ¡Es que en el puente de diciembre y los siguientes findes...los precios se disparan!

¡Gracias por compartirlo!

Verónica Deambulando con Artabria dijo...

Non gogoa, han zangoa, fuimos del 28 de noviembre al 5 de diciembre. Los hoteles fueron un pelín caros, sobre todo en Colmar, la suerte fueron los vuelos directos por apenas 70 euros y el alquiler de coche de diesel (sin haberlo pedido). Tienes el presupuesto completo en unas entradas anteriores ;-)

M. Carmen Cruz dijo...

Me muero de ganas de conocer la zona, sobre todo en Navidad... aunque tienes razón que con los mercadillos no se ve igual. Algo parecido sentí en Frankfurt. Vi tus fotos de la plaza principal sin mercado y me pareció preciosas, pero en cambio, yo no la pude ver bien por culpa del mercado navideño... En fin, no se puede tener todo... Salvo que se hagan dos viajes a la zona! ;-)
Por cierto, ¿hacía mucho frío cuando fuistéis?

Verónica Deambulando con Artabria dijo...

Mari Carmen, sí, está claro que tendremos que volver en otra época, jeje.

Pues fuimos la primera semana de diciembre y estaríamos entre 5 y 10 grados, más o menos.