Alquézar y el cañón del Río Vero

Después de ver Zaragoza en dos días, de camino al Congost de Mont Rebei y puesto que no teníamos más planes que dedicarle el día al trayecto, decidimos parar en otros de los pueblos más bonitos de España, como ya habíamos hecho unos días antes en Sepúlveda y Pedraza. Esta vez, le tocaba el turno a Alquézar.

QUÉ VER EN ALQUÉZAR? QUÉ VER EN EL CAÑÓN DEL RÍO VERO?

La villa de Alquézar es peatonal, salvo para residentes, pero no tendréis problemas de aparcamiento. Aunque es cierto que nosotros fuimos en septiembre, no creo que en temporada alta sea demasiado difícil hacerte con una plaza para tu vehículo. Los aparcamientos están muy bien señalizados, no hay lugar a dudas.
Una foto publicada por Deambulando con Artabria (@deambulando_con_artabria) el

Tras aparcar, fuimos siguiendo las flechas que indicaban la ubicación de la Oficina de Turismo. Al llegar no había nadie porque creo recordar que estaban con una visita guiada, pero aún así tendréis a vuestra disposición los planos de la villa. Como esta parada fue un poco improvisada, no habíamos buscado mucha información, pero una de las cosas que queríamos hacer era la ruta de las pasarelas del río Vero.


Hacía un calor de justicia y eran sobre las 11 o 12, así que el calor apretaba con fuerza, menos mal que parte de la ruta discurre por la sombra.



A pesar de que está catalogada como fácil, a mi no me lo pareció tanto. La primera parte de la ruta, antes de llegar a las pasarelas del río Vero es bastante complicada, sobre todo si ha llovido o caído rocío durante la noche. Es muy resbaladizo y además, la vegetación es tan espesa que en verano te hace sentir como si estuvieses a 40º. Es verdad que una vez pasado este tramo inicial la ruta no reviste dificultad alguna, salvo para los que, como a mi, no nos gusta demasiado pisar en estructuras colgadas.
La ruta de las pasarela del río Vero tiene una longitud de 4 km, cicular, y os llevará un par de horitas. No sé si fue por el calor que hacía o el cansancio que ya tenía encima, pero esperaba algo más de esta ruta. Hay otras rutas que podéis hacer aparte de las pasarelas, con distancias que van desde los 4 km a los 16.

Otra de las actividades que se suelen hacer en esta zona es el barranquismo. Se dice que la sierra de Guara, en donde se encuentran los cañones del Vero, es la cuna del barranquismo no sólo en Europa sino en el mundo entero. Hay más de 60 cañones deportivos con paisajes de lo más variado.

Tras comer unas raciones en uno de los numerosos restaurantes de la plaza principal, decidimos dar un breve paseo por sus calles estrechas y empedradas, típicas de cualquier villa medieval.


Declarada Conjunto Histórico Artístico, el monumento más representativo de Alquézar, es la Colegiata de Santa María la mayor, a la que nosotros no pudimos entrar porque se encontraba cerrada y de haber esperado a que abriese se nos habría hecho un poco tarde. Si podéis visitarla, no os la perdáis, porque he visto fotos interiores y vale la pena la visita.

Otra iglesia bien bonita es la de San Miguel Arcángel, sin olvidarnos de la pequeña y curiosa ermita de Nuestra Señora de las Nieves.


Lo que es recomendamos es que os dejéis llevar por sus callejuelas porque encontraréis rincones llenos de encanto y no os olvidéis de la Plaza Mayor, que aunque pequeña, no puede evitar su pasado medieval son sus soportales de piedra. Alquézar cuenta también con un museo, el Museo Etnográfico Casa Fabián.



El Parque Cultural del río Vero fue declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO e Itinerario Cultural Europeo por el Consejo de Europa gracias a un impresionante conjunto de arte rupestre prehistórico.


Por último, comentaros que el nombre de Alquézar procede de "Al Qasr" (la fortaleza) que fue el nombre que Jalaf-ibn-Rasi le dió al castillo que erigió en lo alto de una roca  y que más tarde dió lugar a la colegiata.



------------
NOTA:
Si la información aquí escrita te ha sido útil y necesitas reservar hotel, te pedimos que lo hagas a través de nuestra cuenta de afiliado de BOOKING. A tí no te supondrá ningún coste adicional y a nosotros nos ayudarás con el mantenimiento de este blog. GRACIAS!!

3 con algo que decir:

M. Carmen Cruz dijo...

No conocía este pueblecito pero tiene buena pinta! Lo de la rutilla esa... si dices que al principio es difícil, no sé si la haría con la enana...

Otra Mirada dijo...

Parece un pueblo muy bonito, y la ruta también parece interesante, eso sí, para hacerla en una época de menos calor, que yo lo llevo muy mal :)

Verónica Deambulando con Artabria dijo...

Mari Carmen, la primera parte no me parece muy recomendable para Iris, pero igual podéis empezar por el final y en vez de hacerla circular, daros la vuelta cuando creáis que ella no puede seguir por sí misma.

Gloria, yo creo que primavera u otoño tienen que ser buena época ;-)