Hace unos cuantos años, publicábamos un post titulado Merendar en Coruña y alrededores (I). Más de 3 años después es, sin duda, una de las entradas más leídas de este blog. Sabemos que hay muchísimos sitios en dónde merendar y desayunar rico en Coruña, por eso os pedimos que nos ayudéis a completar esta suculenta lista dejándonos un comentario al final del artículo.

DÓNDE MERENDAR EN CORUÑA Y ALREDEDORES (II)

1) Valentín
El Valentín se encuentra en Coruña, en la calle San Agustín. También es posible comer o cenar, e incluyen platos vegetarianos. Nosotros nos tomamos unas tortitas que no estaban nada mal. 

2) Carnoedo

Para la segunda reseña nos vamos hasta Sada, situado en el barrio de As Brañas, se trata de una panadería-cafetería-confitería en la que tienes la opción de escoger entre numerosas tartas, bizcochos y pasteles.

 3) Enxebre Bakery
Una foto publicada por Deambulando con Artabria (@deambulando_con_artabria) el
Uno de nuestros últimos descubrimientos y, además, de casualidad. Se sitúa en la céntrica Federico Tapia y si quieres probar alguno de sus batidos o tartas, tendrás que tener muy bien tu nivel de azúcar. Todo delicioso, pero un auténtico petardazo de azúcar.

4) La marmota repostrebar
Una foto publicada por Deambulando con Artabria (@deambulando_con_artabria) el
Este local nos los descubristeis vosotros y, claro, teníamos que probarlo. Se encuentra casi pegado a la iglesia de San Andrés y también es posible comer y cenar, incluso con menú del día. Tienen un poquito de todo y, como no, todo buenísimo. No es un local muy grande, por lo que si vas a comer, mejor que reserves.

5) Barbazul
Una foto publicada por Deambulando con Artabria (@deambulando_con_artabria) el
Salimos de Coruña y nos vamos hasta Miño, en la bajada al puerto se encuentra el Barbazul. Un local de clara inspiración hipster. Su carta no es muy extensa, pero encontrarás batidos, cervezas artesanas, tostas, muffins e infusiones.

6) The moon cake bakery

En la calle Galera encontramos The Moon Cake Bakery, con alguna mesa "individual" y una corrida bastante grande. Los cupcakes están muy buenos. No sabría escoger si éstos o los de Sweet Place, del que os hablamos en la primera parte de dónde merendar en Coruña.

7) La bola de oro

Con esta sugerencia nos vamos un poquito más lejos, hasta Ferrol. Es uno de los clásicos para disfrutar de un buen chocolate con churros. Eso sí, el local es horrible, anclado en el pasado, pero una vez superada la impresión inicial, disfrutarás de un buen chocholate y unos estupendos churros.

Otra opción muy parecida a esta, por la decoración y por el chocolate con churros, es la churrería que se encuentra en Cabanas, nada más salir de Pontedeume, Las Vegas.

8) El jardín de la Tahona


Situado en la rúa Nova, este local ofrece más de 30 variedades de infusiones y tés ecológicos, aparte de tartas, cafés, chocolates y hasta algún sandwich, empanadas y hojaldres.

9) Peggy Sue´s
Una foto publicada por Deambulando con Artabria (@deambulando_con_artabria) el
Terminamos nuestra segunda selección de dónde merendar  y desayunar en Coruña con el Peggy Sue´s. Trasladado al gigantesco Marineda City, es un restaurante de estilo diner americano en donde comer una buena hamburguesa o un buen sandwich. A media tarde es posible merendar, optando por batidos y por las clásicas tortitas o cheescake.

Y hasta aquí nuestra segunda parte de Merendar en Coruña y alrededores. Muy pronto, y si nuestra "dieta" nos los permite, la tercera parte :-P
El 18/02/2009, hace casi 8 años, empezábamos con este blog. A día de hoy hacemos balance positivo de todo este tiempo, sobre todo por los amigos que hemos conocido durante estos años y son, precisamente, algunos de estos amigos, los que nos han ayudado con este artículo. Les hemos pedido a algunos bloggers de viaje que nos hablen de las ciudades más bonitas de España.

A veces no hace falta irnos demasiado lejos para disfrutar de un buen día de turisteo. España tiene de todo: playas, ciudades bonitas, pueblos con encanto, naturaleza, gastronomía. Es muy difícil escoger entre tanta variedad!!

Para mí, hay muchas ciudades bonitas en España: Toledo, Madrid, A Coruña, Santiago, Granada, Zaragoza, Pamplona...pero vamos a ver qué nos cuentan nuestros colegas.

Y para tí, cuál es la ciudad más bonita de España? Déjanos tu opinión en los comentarios ;-)

LAS CIUDADES MÁS BONITAS DE ESPAÑA


1) Salamanca por El viaje de mi vida

No me malinterpretéis… ¡No sólo he elegido Salamanca porque sea media salmantina! Fue al intentar cumplir el objetivo de los “1000 sitios que ver antes de morir” que, hace un par de años, me enamoré de esta ciudad…

Salamanca es pura historia y arquitectura a través de su puente romano, sus dos catedrales, la Casa de las Concha y Casa Lis. Sin embargo, el bullicio de los turistas en la Plaza Mayor (que vienen a visitar esta ciudad Patrimonio de la Humanidad) y los universitarios venidos de todos los rincones del planeta hacen que sea un lugar único y acogedor. Si el Huerto de Calixto y Melibea, el rico olor a hornazo y el paseo por el río Tormes no consiguen el “Sí, quiero”, os aseguro que cuando caiga la noche y la ciudad se vuelva de oro, caeréis definitivamente rendidos a sus pies. ;)


Una ciudad que me encanta y que no puedo dejar de recomendar es Reus, una gran desconocida ya que normalmente queda eclipsada por la cercana Tarragona. 

Reus es la ciudad natal de Gaudí (y la mía) y cuenta con un gran patrimonio modernista ya que durante el siglo XVIII se trasladaron hasta aquí numerosas familias burguesas que se dedicaban principalmente al comercio textil y a la venta de aguardiente, tal fue la fama de este lugar que se convirtió en la segunda ciudad más importante de Cataluña después de Barcelona.

Una buena forma de empezar el recorrido por la ciudad es visitando el Museo de Gaudí, una exposición interactiva que muestra la vida y obra de este genio de la arquitectura, lamentablemente y a pesar de nacer en Reus, no llegó a construir nada en la ciudad, eso sí, se puede conocer la casa donde nació, la Prioral de Sant Pere donde fue bautizado o el lugar donde se formó, las antiguas Escuelas Pías.

Además, es interesante hacer un recorrido por alguna de las casas modernistas más destacadas de la ciudad, éstas fueron construidas o remodeladas por renombrados arquitectos de la época como Lluís Domènech i Montaner o Pere Casellas y en la puerta de cada una hay una placa con el nombre del constructor y el año en que fue edificada, en la Oficina de Turismo se puede conseguir un plano donde vienen marcadas todas.

Para finalizar el recorrido por esta ciudad es muy recomendable visitar el “Pabellón dels distinguits” en el Instituto Pere Mata, una joya de la arquitectura modernista construida por Lluís Domènech i Montaner, tomar un vermut de Reus en alguna terraza de la ciudad o pasear por sus comerciales callejuelas, seguro que os sorprende!


3) Alcalá de Henares por Donde me dejes llevarte

Si hay una ciudad que adoro, esa es Alcalá de Henares. Con su merecido título de Patrimonio de la Humanidad, la que fue cuna de Cervantes cuenta con variados atractivos turísticos. Por una parte, sus bonitos monumentos: la Catedral Magistral, la casa natal de Miguel de Cervantes, el Patio de Santo Tomás de Villanueva, el Palacio de Laredo…

Por otra parte, esos placeres que también gustan cuando vamos a conocer otra ciudad, los relacionados con el paladar: tapear por los bares alcalaínos, comprar unas rosquillitas o una costrada típicas del lugar. Y por último, destacaría la gran oferta cultural de Alcalá de Henares. Además de los conciertos y actuaciones que suele haber a menudo, tiene dos fechas muy señaladas: la representación del Don Juan Tenorio y el Mercado Cervantino. ¡Una ciudad completa donde las haya!


Cuando alguien me pregunta cuál es mi ciudad preferida, no dudo dos segundos para responder que es Granada. Ya antes de conocerla sabía que me gustaba…

Es la ciudad perfecta para mi. Cargada de historia, con miles de rincones con encanto, con zonas verdes y una arquitectura muy variada, es la mejor ciudad donde perderse y encontrar ofertas culturales, gastronómicas y deportivas. 

No nos podemos olvidar que está situada en un enclave estupendo, rodeada de montañas donde practicar senderismo y una gran estación de esquí ¿Qué más se puede pedir? ¡Y es que encima es uno de los mejores lugares para irse de pinchos!


Una ciudad que no está en las principales rutas turísticas, injustamente olvidada, Zaragoza es una ciudad que cuenta con un precioso casco histórico, un elegante centro que invita a pasear, interesantes museos, mucha actividad cultural y una oferta gastronómica envidiable.

Zaragoza es un importante centro de peregrinación mariano, de ahí que el principal lugar que los visitantes acuden a contemplar es la imponente Basílica de Nuestra Señora del Pilar. La Seo, la catedral, es una de las joyas que no hay que dejar de visitar, una de las catedrales más bellas de España. Además, hay muchas y preciosas iglesias barrocas y renacentistas, que cobran protagonismo durante la Semana Santa zaragozana, sobria, estruendosa y reconocida como Fiesta de Interés Turístico.

En cuanto a edificios civiles, los Palacios Renacentistas que encontramos diseminados por el centro y los bellos edificios modernistas del Coso y la Calle Alfonso hacen que el paseo sea delicioso, aderezado por compras en tiendas originales y acompañando los descansos con tapas y buen vino en El Tubo, por ejemplo. Aunque el más soberbio de estos edificios sea el Palacio de la Aljafería: mezcla de palacio islámico, castillo cristiano y actual sede de las Cortes de Aragón.

Zaragoza se está convirtiendo en un destino en sí misma, cada vez más visitada por el turismo nacional e internacional y ocupando un merecido lugar entre la lista de ciudades más bonitas de España.

6) San Sebastián por Locos por los viajes

De de todas las ciudades que he visitado en España, para mí, sin duda,la ciudad más bonita es San Sebastián. Señorial, elegante y tan fotogénica, es una ciudad que te conquista con los cincos sentidos. No solo pasear por sus calles es una delicia, también la gastronomía hace que caigas rendida a sus pies.

La Playa de la Concha, con su característica e icónica barandilla del paseo marítimo; el Monte Igeldo, desde el que se tiene unas vistas privilegiadas de la ciudad; o el Peine de los Vientos, la obra de Eduardo Chillida, son solo algunos de los lugares que no te puedes perder si la visitas. Como tampoco puedes olvidar sus riquísimos pintxos y que se pueden degustar en cualquier bar del casco viejo. 

7) Barcelona por Coge el vuelo

Si una ciudad de España, e incluso de Europa, te puede enamorar, sin duda esa ciudad se llama Barcelona.

¿Por qué? No te hablaré de su arquitectura modernista cuyo máximo exponente es Gaudí. No te hablaré de la multiculturalidad que se respira en cada uno de sus barrios, por ejemplo cuando visitas el bohemio barrio de Gràcia. Ni de todas las posibilidades que hay para visitar a sus alrededores, con preciosas playas en ciudades cercanas y a escasas horas de los impresionantes Pirineos. Ni siquiera de todas las opciones culturales que te ofrece ni la agitada vida nocturna que tendrás todos los días de la semana.

Te hablaré de Barcelona en función de mis experiencias. Una ciudad que llevo visitando una vez al año desde el año 2004, y que seguiré visitando. La experiencia que hoy te voy a contar tiene que ver con la siguiente foto:


Un día de mayo, paseando por el Raval con Maruxaina, de Maruxainaysumochila, me encontré con este señor. Sentado en un banco mirando al infinito con su bastón en la mano, y en ese momento vi la oportunidad, vi la foto. Me acerqué, le toqué en el hombro y le pregunté: "Disculpe, ¿Puedo hacerle una fotografía?" Él giró la cabeza y me miró, noté algo raro pero no lo pensé mucho, y me dijo: "¿Qué vas a hacer con ella?" Le dije que sería un recuerdo de este viaje, una imagen de lo cotidiano, de los pequeños detalles e imágenes de una gran ciudad como Barcelona. No sabía lo que me enseñaría este momento.

En ese momento me agaché detrás del banco y disparé, capturando con ello esta imagen tan bonita. Después de hacerla me acerqué de nuevo y se la mostré, diciendo que ya estaba hecha. Él volvió a girarse y pude ver su mirada con más detenimiento, quería saber qué era esa sensación que me causaban sus ojos. Y en ese instante, con las miradas cruzadas me dijo: "No importa, no puedo verla." Esa sensación que tenía ya estaba resuelta, sus iris mostraban su ceguera, y yo, ciego de mí, no había podido verla. Ahí estaba ese señor disfrutando de una vista que no podía ver.

En un principio no lo sabía pero cuando decidí sacarle la foto estaba asistiendo al que sería uno de los momentos más emotivos de ese viaje, y de todas las visitas que he hecho a esta preciosa ciudad. 

Dicen que las fotografías muestran historias y esta se merece la suya propia.

En Barcelona me he enamorado, he llorado, he reído, es la ciudad que más emociones me ha brindado y eso, al final te enamora. Mis experiencias en esta ciudad es lo que me hace recomendarte ir, porque no te dejará indiferente.


Al pensar en la mejor ciudad de España pensé en qué ciudad me gustaría vivir y Girona apareció en mi cabeza. La conozco bien y aún así no deja de sorprenderme por su encanto y por rincones que a día de hoy voy descubriendo. 

Tiene un tamaño manejable por lo que se puede visitar caminando, que es como me gusta descubrir las ciudades. Su casco antiguo nos invita a pasear sin prisa por las calles estrechas y adoquinadas que nos llevan al barrio judío, formado por callejuelas de piedra que nos transportan a la época medieval. No es de extrañar que aquí se hayan rodado algunas escenas de Juego de Tronos. 

Nuestros pasos poco a poco nos acercan a la imponente catedral, un imprescindible de la ciudad. Aunque no debemos olvidar otras iglesias como la de Sant Félix o Sant Pere Galligants, igualmente bonitas. Los baños árabes y los jardines que dan paso a la muralla transitable de la ciudad son un remanso de paz que te permiten olvidar por unos momentos que estás en una ciudad. Ver atardecer desde la muralla con vistas a la catedral y al resto de la ciudad es una experiencia que te hará disfrutar. Al bajar de la muralla encontrarás unas Ramblas peatonales repletas de tiendas modernas bajo unos soportales que combinan a la perfección. Detrás de las Ramblas se esconde el río Onyar que hace lucir las coloridas casas que cuelgan en él y los distintos puentes que lo cruzan, desde donde podrás contemplar los colores de las fachadas que se reflejan en el río. 

Si te entra hambre de tanto pasear podrás darte el capricho de un helado del Rocambolesc, la heladería de los hermanos Roca o bien permitirte el mejor chocolate caliente tradicional que he probado nunca en la cafetería Antiga, en la plaza que hay justo frente al ayuntamiento junto a pequeñas tiendas tipo colmado de toda la vida que le dan un encanto especial. 

Si te alejas del casco antiguo con ganas de seguir paseando una buena opción es ir a la Devesa, el pulmón de la ciudad, en la que podrás pasear, correr y relajarte entre 40 hectáreas de plátanos centenarios. Si puedes acude a Girona en mayo, durante el Temps de Flors (Tiempo de Flores) en la que Girona se viste de gala, toda adornada con flores. Incluso hay patios de casas particulares que se adornan y se abren al público y los restaurantes ofrecen menús temáticos con flores como protagonistas, una gozada. ¿Te animas a conocerla?

9) Segovia por Mi maleta y yo

La ciudad española que a mí, personalmente, me encanta es Segovia. Siendo mi familia materna originaria de allí es una ciudad que conozco bien y a la que siempre recomiendo ir de visita. 

A una escasa hora de la capital española y habiendo sido declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad, el casco histórico de Segovia, enclavado sobre un bonito acantilado formado por los ríos Eresma y Clamores, cuenta con monumentos únicos que seguro que no nos dejarán indiferentes. 

De entre todos ellos destaca el Acueducto Romano. ¿Quién no ha visto alguna vez una foto de esta imponente construcción levantada en torno al año 50 d.C.? Sin embargo, no es el único monumento con el que cuenta la ciudad en la que también destacan otros lugares de interés como el Alcázar (cuya construcción comenzó en el siglo XI), sus incontables iglesias románicas, la catedral gótica (del siglo XVI), numerosas casas señoriales y palacetes de los siglos XV y XVI, el antiguo barrio judío o la Casa de la Moneda (el edificio industrial más antiguo que aún existe en España). 

¿Qué me decís? ¿Os he contagiado algo de curiosidad por visitar esta bella ciudad?

10) León por Maruxaina y su mochila

Imagino que tantos veranos en esta ciudad harán que no sea muy objetiva, pero si tuviese que elegir una me quedaría con León. Me gusta todo, es cómoda para conocer y tranquila, con zonas verdes y un casco histórico de lo mejor del país. Pasear por la historia en el Hostal San Marcos y apreciar distintos estilos arquitectónicos: la basílica románica de San Isidoro, un bello palacio renacentista como el de los Guzmanes o al arte genial de Gaudí en la Casa Botines. Las zonas peatonales, el paseo de Papalaguinda junto al río Bernesga, las tiendas de Ordoño y el rastro de los domingos son algunos de los atractivos de esta ciudad.

Imprescindibles para una visita a León: callejear por el Húmedo, zona de tapas y vinos, siempre con ambiente, de día y de noche. Y visitar la magnífica Catedral, la mejor del mundo mundial para mí, un bellísimo ejemplo del gótico francés y con unas vidrieras que no me canso nunca de admirar.

11) Cudillero por Callejeando por el mundo

Vivo muy cerca de Cudillero, y sin embargo no hace muchos años que empecé a visitar este pequeño pueblo costero de la costa asturiana, de forma regular. Y fue entonces cuando le encontré el verdadero encanto, mucho antes de que empezase a ser tan conocido por las típicas casitas de colores colgadas de la montaña.

Quizá, para mi represente algo más y la verdadera belleza de este lugar se la debo a las preciosas vistas que hay camino del faro. Allí, a mitad de camino, un pequeño banco hizo las veces de restaurante durante montones de veces. Y menudo restaurante, y menudas vistas. A veces, las cosas más sencillas se convierten en el mayor placer del mundo. Cudillero para mi representa un lugar de paz, tranquilidad (eso sí  no vayas durante las fiestas de San Pedro en el mes de Junio, porque tranquilidad no es precisamente lo que destacarías, pero desde luego la fiesta merece mucho la pena), pero su gente, sus costumbres pesqueras, un conjunto de cualidades que hacen que sea uno de mis rincones favoritos. 

12) Betanzos por Deambulando con Artabria

Acabamos este listado con nuestra selección. Como os decía al principio de todo, la decisión es muy difícil, pero vamos a barrer para casa y quedarnos con el que ha sido y es nuestro hogar desde hace 8 años, Betanzos.
Una foto publicada por Deambulando con Artabria (@deambulando_con_artabria) el

Betanzos es una pequeña ciudad situada estratégicamente entre las ciudades de Coruña, Santiago, Ferrol y hasta Lugo. Tiene el título de ciudad desde que Enrique IV se lo concedió en 1465. Pasear por su casco histórico es como un viaje en el tiempo. Las iglesias de Santa María y San Francisco junto con la plaza de Fernán Pérez de Andrade " O Boo" forman el triángulo con más encanto de todo Betanzos, seguido muy de cerca por su plaza central, la Plaza Hermanos García Naveira, conocida por los betanceiros como "El Campo".

Ya fuera del casco histórico no podemos perdernos el parque de El Pasatiempo. Es un lugar que es difícil explicar con palabras. Lo mejor, que vengas de visita a descubrirlo tú mismo. Te aseguramos que no te dejará indiferente. Si quieres más información de Betanzos, no te pierdas nuestro artículo "Qué ver en Betanzos".

--------------------------------

(NOTA) Publicada ya la segunda parte de "Las ciudades más bonitas de España", no te lo pierdas!!