Si nos seguís desde hace algún tiempo, sabréis que nos encanta nuestra tierra y que intentamos presumir de ella siempre que tenemos oportunidad. Esta vez le hemos pedido a unos cuantos compis bloggers gallegos e instagrammers que nos cuenten qué visitas son imprescindibles en Galicia, tanto si es vuestra primera vez como si ya concéis algunos de sus maravillos rincones.

Si al finalizar el artículo, todavía queréis conocer más lugares gallegos, no os perdáis nuestro Qué ver y qué hacer en Galicia, y como no está tan actualizado como debería, en la etiqueta "Galicia" encontraréis otras muchas opciones.
O Fuciño do Porco, uno de los numerosos puntos de interés de los que podéis disfrutar en vuestra visita a Galicia

1.- Monforte de Lemos, por Rosa de Un gallego en la luna

Me alegro de tener la oportunidad de hacer de anfitriona de mi tierra: Monforte de Lemos, capital de la Ribeira Sacra, paraje apodado por algunos como "los fiordos gallegos". Si ya te has decidido a visitar este bellísimo rincón del interior de Galicia, haz un alto en Monforte. La pequeña ciudad a camino entre Lugo y Ourense, ofrece una situación estratégica ideal para establecer vuestro "campamento base".

La Torre del Homenaje y el Monasterio de San Vicente del Pino (hoy Parador Nacional) dominan las vistas de una ciudad situada en una llanura a orillas del río Cabe. En la ladera de la colina podréis pasear por el barrio judío.

Sabíais que en Monforte se encuentra el "Escorial gallego"? El colegio de Nuestra Señora de la Antigua es un complejo monumental de grandiosidad comparable al anterior en cuya pinacoteca podremos encontrar obras de El Greco. Y hablando de museos, el Convento de Santa Clara también alberga uno de los mejores museos de arte sacro de España.

Y como no, en Monforte disfrutaréis de un buen ambiente de tapeo en el casco histórico, en el Cardenal (boulevard monfortino) y junto al puente medieval. Bares, restaurantes y terrazas os harán disfrutar de la gastronomía de la zona, y del protagonista de la Ribeira Sacra: el vino.



2.- As Fragas do Eume, por Mónica de Un pin en el mapa

¿Sabíais que las Fragas del Eume es uno de los bosques atlánticos mejor conservados de Europa? La mejor forma de visitarlo es a pie siguiendo el curso del río Eume, o también podéis elegir la opción de kayak.

 Yo personalmente os recomiendo la ruta hasta el Monasterio de Caaveiro (11 km ida y vuelta) donde tendréis unas vistas alucinantes de todo el entorno. Una vez acabada la ruta, no os podéis perder callejear por Pontedeume, un pequeño pueblo pesquero donde se come super bien.






🇪🇸📍Fragas del Eume. Siguiendo la iniciativa de @grupoelgaitero pongo una foto de Las Fragas del Eume en A Coruña, mi sitio natural favorito en Galicia. Sabiais que este es el mayor bosque atlantico costero de Europa el cual sufrio un grave incendio hace unos años perdiendo gran parte de su flora y fauna?? Por este motivo, por cada foto utilizando #descorchaundeseo y #sidraelgaitero , pidiendo un deseo y etiquetando a un amigo; se plantara un metro cuadrado de arboles en Cangas de Narcea y el Alto Sil Galaico Leones despues de los incencios de este verano en Galicia y Asturias!! 🌳🌳🌳🌳. ◼◻◼◻ Mi deseo es que la gente sepa valorar la tierra donde vivimos reduciendo la deforestacion, reciclando, utilizando menos plastico, mas el transporte publico y diciendo no al maltrato animal. Porque la naturaleza es de todos, cuidala!! 🐘🐨🐒🐆🌴🌲. Animo a unirse a este reto a @conarenaenlamochila y @de_mayor_quiero_ser_mochilera por su lucha tratando de concienciar a sus lectores sobre estos temas, y ademas me gustaria invitar a un par de bloggers gallegos porque entre todos debemos parar los incendios que azotan Galicia cada verano destrozando nuestros bosques! @unaideaunviaje @molaviajar @viajeschavetas @deambulando_con_artabria . 🇬🇧 📍 Fragas del Eume (A Coruña, Spain), one of the best examples of Atlantic forest in Europe and one of my favorite places near my home town! . . . #galicia #galiciaenpie #turismoresponsable #turismogalicia #visitgalicia #fragasdoeume #fragasdeleume #acoruña #unpinenelmapa #quetalviajar #iamtb #iatiporelmundo #passionpassport #backpacker_pics #mapa_viajero #lppostcards #lplafotodeldía #lpviaja #comuviajera #worldkers #worldnomads #travelblogger #travelbloggerEs #blogdeviajes #buscablogs #naturaleza #ecoturismo #ecofriendly
Una publicación compartida de Un Pin en el Mapa (@unpinenelmapa) el 8 PST

3.- O Carballiño, por Rocío de Un plan infinito

Si por algo es conocida Galicia, además de por sus preciosos paisajes;  playas, montañas, cañones, islas, "fervenzas" y acantilados... Galicia atrae por su variada gastronomía elaborada con una materia prima de primera calidad; pescados, mariscos, ternera gallega...Entre los que destaca su plato estrella: "Pulpo á Feira".

Es un secreto a voces que el mejor Pulpo á Feira se prepara en el interior de Galicia y como no, en la capital del Pulpo a Feira;  O Carballiño,  de donde salieron las más afamadas pulpeiras para recorrer con sus "caldeiras"  las ferias gallegas.

O Carballiño es un pueblo de origen reciente, surgido a principios del siglo XVII  en una encrucijada de caminos donde se celebraba un mercado agroganadero, que cada vez iba adquiriendo mayor importancia. La villa que fue cuna de feriantes , acabó por convertirse a principios del siglo XIX en lugar de veraneo a donde  acudían muchos turistas atraídos por el poder curativo de sus aguas termales. 

Situado en un lugar privilegiado, O Carballiño ofrece a los visitantes todo lo que cualquiera pudiera desear; arte, buena comida, naturaleza y mucha diversión. Entre sus obras arquitectónicas destacan el templo de la Veracruz, obra inacabada de Antonio Palacios  y que data de mediados mediados del siglo XX fue financiada con las aportaciones de los carballiñeses, el Gran Balneario, el Parque Municipal que está entre los  parques urbanos más grandes de Galicia, a Pena dos Namorados, os Muíños... Y además cuenta con una  situación estratégica;   a un paso del monasterio de Oseira y del Ribeiro, rodeado de lugares naturales con encanto  que lo convierten en un destino lleno de posibilidades.

La  Fiesta del Pulpo que se celebra cada año el segundo domingo de Agosto es  la Romería Gastronómica Gallega por antonomasia que no deberías de perderte! 



4.- La Muralla de Lugo, por María de Maruxaina y su mochila

Es muy difícil elegir una única visita en Galicia, como sabreis, tenemos una tierra llena de tesoros. Uno de ellos, es la muralla de Lugo, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 2000 y única en el mundo que se conserva entera.

Qué mejor excusa para acercarse a una ciudad no tan visitada como merece, con muchos más atractivos como su catedral o la zona antigua. Poder caminar sobre la muralla, por unas piedras tan llenas de historia es para mí un imprescindible si viajas a Galicia.



5.- La Torre de Hércules, por Manu de El avión de papel

Nadie aguanta los envites del tiempo y desafía al viento y la brisa marina como ella. Imponente, hierática y atlántica, esta eterna señal lleva presidiendo la parte más alta del barrio coruñés de Monte Alto cerca de 2.000 años. Hay algo acerca de los faros que genera atracción, y no es de extrañar que la Torre defina la identidad de la ciudad y forme parte del ADN herculino, y, por extensión, del gallego.

Las leyendas nos hablan de que Hércules, tras pelear tres días y tres noches contra el malvado gigante Gerión y derrotarlo, usó su cabeza como primer cimiento para construir una torre que conmemoraría su victoria para siempre, o como el caudillo celta Breogán construyó una atalaya altísima desde la que divisaría un verde resplandor, que resultó ser Irlanda. La historia, en cambio, describe cómo los romanos levantaron una baliza pétrea gigante para guiar sus rutas marítimas hacia tierras británicas. 

Sea como fuere, el relato se hace fascinante, y a medida que subimos por las tres plantas y 234 peldaños del edificio, podemos viajar al pasado dentro de una construcción única en el mundo. Al salir a la terraza, aparecen los acantilados de Punta Herminia y la fuerza del mar, el tiempo se detiene y el viento te golpea la cara por siete lugares distintos. Es, sin lugar a dudas, toda una experiencia.

Información práctica: Si quieres visitar la Torre de Hércules, recuerda que desde el verano de 2018, el ticket se adquiere únicamente en la oficina de turismo situada en el parking. El aforo es muy limitado y la entrada se hace por turnos, así que asegúrate de conseguir tu ticket incluso los días de acceso gratuito (todos los lunes del año y el tercer sábado del mes de octubre a junio). El ticket puede retirarse con un día de antelación y no hay venta online de momento.




Una publicación compartida de Manu Sánchez (@elaviondepapelblog) el

6.- La playa de las Catedrales, por Iria de Invierno en la playa

Que Galicia está llena de rincones maravillosos es algo que nadie puede negar. Sus preciosos paisajes y pueblos encantadores no te dejarán indiferente pero sus costas y playas son de otro universo.

Una de las playas más hermosas del mundo es, sin duda, la Playa de las Catedrales. Aunque según la época del año puede estar un poco masificada, es una visita imprescindible en tu primera vez en Galicia. 

Con la marea baja, este arenal deja al descubierto sus formaciones rocosas, esculpidas por el mar que recuerdan a enormes catedrales góticas. De julio a septiembre tendrás que reservar tu visita en esta web, con este aforo se pretende conservar de la mejor manera posible este entorno natural tan especial.

En la zona de Ribadeo además podrás visitar pintorescos pueblos costeros como Rinlo o hacer A Ruta das Praias, que va por toda la costa recorriendo los arenales hasta llegar a la Praia das Catedrais. Merece mucho la pena.

7.- Santiago de Compostela, por Emma de Un mundo infinito

Si hay un lugar que no te puedes perder en un viaje a Galicia es Santiago de Compostela, donde cursé mis estudios universitarios y al que tengo un especial cariño.

Principal centro de peregrinación durante el Medievo y en la actualidad, su casco histórico alberga edificios tan impresionantes como la monumental Catedral de Santiago, mezcla de estilos románico y gótico, con sus magníficas plazas (Obradoiro, Platerías, Quintana, Azabachería) o el Monasterio de San Martiño Pinario. La lista de monumentos y museos es interminable.

A pesar de ser una ciudad pequeña, Santiago tiene mucho movimiento: su ambiente universitario, los cientos de peregrinos que llegan a la ciudad tras hacer el Camino de Santiago, sus bares de tapas en las calles aledañas a la catedral (¡no os perdáis Rúa do Franco!)...

Os animamos a que visitéis Santiago y le dediquéis, al menos, un par de días. Ahora es buen momento, ya que la Catedral, tras meses de limpieza, luce en todo su esplendor y podréis admirar también el Pórtico de la Gloria tras su reciente restauración. No dejéis de subir a las terrazas de la Catedral y disfrutar la ciudad desde las alturas, casi a vista de pájaro.

Una vez visiteis Santiago, la mejor tarjeta de presentación de Galicia, ¡no podréis dejar de volver una y otra vez a esta maravillosa tierra!


8.- Las Rías Altas, por Iria y Seiji de Hago las maletas

Empezamos recorrido en O Barqueiro, el pueblo más al noroeste de la provincia coruñesa. En su ría es donde las provincias de Coruña y Lugo se separan y donde el Océano Atlántico pasa a llamarse Mar Cantábrico. Es un pueblo típicamente marinero, con calles estrechas y coloridas fachadas. La bonita playa de Esteiro es punto de encuentro para los surfistas  y en el curso de su río pueden practicarse diversas actividades. Además, cabe la opción de acercarse al faro de Estaca de Bares, el punto más septentrional de la Península Ibérica.

Desde ahí, a escasos 10 minutos y ya en el ayuntamiento de Ortigueira, se encuentra el banco de Loiba, conocido como “el mejor banco del mundo”. Los de aquí lo disfrutamos desde hace años, para el resto empezó a ser conocido debido a grandes campañas publicitarias. Acercarse al banco es hacerlo a un paraje único, a unos acantilados que quitan el sentido y nos hacen sentir pequeños ante la inmensidad del paisaje que ven nuestros ojos.

La capital del ayuntamiento, Ortigueira, se encuentra a diez minutos de Loiba. Es conocida mundialmente por albergar cada julio, desde hace ya 40 años, a miles de “folkies” que se acercan a disfrutar del “Festival internacional do Mundo Celta”, cuna de la música folk en Galicia. Visitar la villa durante esos días es sumirse en un halo de música y “buen rollismo” difícil de superar. El resto del año, pasear por sus tranquilas calles, visitar su puerto, subir al molino del “Campo da Torre” o conocer la extensa playa de Morouzos, son algunas de las actividades que se pueden realizar.

Desde Ortigueira visitamos el marinero pueblo de Cariño, a 20 minutos aproximadamente, donde el Faro de Cabo Ortegal ofrecerá unas vistas increíbles al Mar Cantábrico. Para los amantes de la geología, decir que aquí se encuentran las rocas más antiguas de la Península Ibérica.


Desde allí pondremos dirección a Cedeira. Haremos el recorrido atravesando  la “Serra da Capelada”, donde haremos dos paradas. La primera será en el “Mirador do Limo”, con unas bonitas vistas al pueblo de Cariño y la segunda será en los acantilados  de “Vixía da Herbeira”. Estos acantilados son los más altos de Europa continental, con 613 metros de caída al mar. Desde ellos se puede gozar de unas espectaculares vistas.

En el camino desde Vixía Herbeira hasta Cedeira se puede optar por visitar la pequeña población de San Andrés de Teixido, lugar de peregrinación para los gallegos, donde una curiosa leyenda dice que “a Santo André de Teixido vai de morto o que non foi de vivo”.

Nuestro periplo termina en Cedeira. Este pequeño pueblo marinero destaca por la hermosura de su paisaje costero, en el que se esconde su principal tesoro gastronómico: los percebes.  Orgullo de los oriundos  es la capilla de “Santo Antón do Corveiro”. Asomada al acantilado parece dar la bienvenida a los marineros en su regreso al puerto.


9.- Castro Candaz, por Ana y Alejandro de Mochileo Low Cost

Cuando el caudal del embalse de Belesar baja, en el concello de Chantada, aflora este castro de origen desconocido. Caminando unos minutos desde Xillán se erige en mitad del agua, rodeado de extensiones de viñedos que se deslizan hasta el río.

Se cree que pudo tener un origen celta, aunque lo único seguro es que fue fundado por los romanos, que resistió las embestidas de los vikingos y que se convirtió en uno de los centros de poder más importantes de la zona durante la Edad Media.

Aún hoy se puede caminar entre sus construcciones, pasear por lo que parecen ser pequeñas calles y sentarse en su punto más alto a observar el color de rojizo de las hojas de las vides en el otoño. Un destino lleno de magia y encanto, ideal para descubrir un enclave que parece sacado de un cuento de aventuras fantástico en pleno corazón de Galicia.




Galicia es una tierra mágica. Por eso no es extraño que en tiempos de sequía, cuando baja el caudal del embalse de Belesar en el río Miño, aflore el Castro de Candaz. En esta península se asentó un castro celta, un poblado romano y un asentamiento de una importante familia medieval. . Ya llevamos tres años en que a cada visita a Galicia nos acercamos a la Ribeira Sacra, un rincón con paisajes increíbles, mucha historia y una gastronomía exquisita. Y este lugar siempre nos asombra. . #galicia #galiciacalidade #galiciamola #galiciavisual #galiciamaxica #galiciadescuberta #igersgalicia #galiza #españa #spain #igersespaña #spaintravel #history #historia #travel #travellers #nature #archaeology #trip #ribeirasacra #europe #europa #rio #river #historyinpictures #theglobewanderer #exploretheworld #travelingram #instatravel
Una publicación compartida de Ana y Alejandro (@mochileolowcost) el


10.- Costa da Morte: de Ézaro a Carnota, por Ángeles de Los viajes de Lita

Uno de los lugares más míticos y mágicos de Galicia, sin duda es cabo Fisterra. El punto más occidental de la Península Ibérica, el final del Camino de Santiago para muchos peregrinos, el fin del mundo para los romanos.

Desde el faro de Fisterra las vistas del acantilado sobre el Océano Atlántico son espectaculares. Sentarse en una roca y ver ponerse el sol en el fin del mundo es una experiencia que cualquier viajero quiere vivir. Si es tu primera vez por Galicia seguro que entra en tus planes.

Fisterra está en la Costa da Morte, recorrido que si tienes tiempo no dudes en hacer, podría recomendarte mil sitios (Malpica, Laxe, Muxía, Corcubión…) todos de una belleza que a mí me emociona. Conozco muy bien la zona porque pasé mi infancia y adolescencia haciendo excursiones cada domingo con mis padres. Pero hoy quiero  proponerte un par de rincones que están muy próximos a Fisterra y que fácilmente puedes hacer el mismo día.

A poco más de media hora está Carnota, donde podrás ver la playa más larga de Galicia (7 km de longitud) y una de las más bonitas. Es uno de los espacios de mayor interés ecológico y paisajístico de la comunidad gallega. Pero además, Carnota también cuenta con el  que oficialmente es el hórreo más grande de Galicia, declarado Monumento Nacional. No te lo pierdas.

A escasos 15 kilómetros  de Carnota, siguiendo la costa te encontrarás con mi segunda propuesta: la cascada de Ézaro. El río Xallas  forma una cascada o fervenza, como la llamamos los gallegos, antes de desembocar directamente en el mar, un caso único en Europa. La caída de 40 metros de largo sobre un pozo de agua de más de 20 metros de profundidad es de esos regalos que te ofrece la naturaleza  que te dejará sin palabras. 

Y sin palabras te dejará también la panorámica que podrás disfrutar desde el mirador de Ézaro: el imponente monte Pindo, el Olimpo sagrado de los celtas, se precipita en el mar, las pequeñas islas Lobeiras, y si el día está despejado alcanzaras a ver el cabo Fisterra. Te garantizo un día verdaderamente mágico.



11.- Vigo, por Noe y Roi de NoichyRoichy

Que Vigo está de moda es un hecho, pero el auge y revolución que la llamada ”ciudad olívica” vive se debe a mucho más de lo que crees conocer. Más allá de la exquisita gastronomía típica de las Rías
Baixas o de la activa vida nocturna con opciones para todos los gustos, Vigo se abre al mundo y rompe con sus propios estereotipos... quieres saber más? Os proponemos cinco planes clásicos y no
tan clásicos para conocer y vivir todas las caras de la ciudad más grande de Galicia.

1. Vigo, ciudad de color y arte urbano. En una iniciativa local para promover la cultura urbana en la ciudad, Vigo se ha pintado de colores, devolviendo la vida a fachadas y rincones de carácter industrial y transformando la ciudad en un museo al aire libre. Muy recomendable! Para más información sobre la ruta de sus murales: https://youtu.be/G-9aU1NHAQM

2. Los “Green” de Vigo. Dos de los espacios más bellos e icónicos de la ciudad son precisamente eso, los verdes, aunque cada uno con su propia tonalidad:
-El elegante. El parque de la Alameda, situado en el centro histórico, es el “green” más íntimo y elegante de nuestras propuestas. Árboles centenarios y delicados jardines hacen de la Alameda el escenario perfecto para un café, una copa o simplemente un delicioso paseo.
-El celta. Nuestro parque preferido en Vigo es en realidad un monte, que ha quedado engullido por la ciudad con el paso del tiempo. O Castro es mucho más que un parque; es un imprescindible en cualquier visita. La fortaleza en forma de estrella, los castros celtas en su ladera y las mejores vistas de la ciudad desde su mirador os robarán el corazón.

3. Bouzas, el pueblo marinero de Vigo. Este barrio de trabajadores con vocación marinera, que en un pasado era independiente de la ciudad, vive una auténtica revolución y apogeo. Con el mar a sus pies, las callecitas y plazas entorno al puerto marítimo se han reinventado y, como ave fénix, han vuelto a la vida llenándose de bares y restaurantes con un toque muy “cool” a los que acudir cualquier domingo a tomar el vermut o un albariño tras un paseo por su mercadillo.

4. Los arenales. ¡Abajo el tópico de que en Galicia siempre llueve! Las Rías Baixas y Vigo presumen de tener un microclima más cálido que el resto de la comunidad gallega, que junto con los últimos calurosos veranos han dado origen y forma al concepto de “Galifornia” aunque admitámoslo, ya quisiera California! :-D
Vigo, además, goza de tener algunas de las playas más bonitas de las Rías Baixas que para suerte de locales y visitantes quedan a tiro de piedra y son accesibles en bus urbano (www.vitrasa.es). La playa de Samil es la más conocida y con más servicios, pero si os gusta la intimidad y las calitas nosotros aconsejamos ir La Fuente, contigua a Samil y a menos de 5 minutos andando desde esta. Otra muy buena opción es O Vao, que con sus dunas de finísima arena blanca y aguas cristalinas os harán creer que habéis llegado al Caribe.

5. La Ría de Vigo. La ciudad ha ido siempre de la mano del mar desde sus orígenes, y es por ello que el vínculo entre ambos es tan fuerte. Las vistas de la Ría desde el Paseo de Alfonso o desde el mirador de O Castro o La Guía marcan a quién los ve, y no es para menos ya que son posiblemente la estampa más bonita que os llevaréis de Vigo. Si no tenéis tiempo de visitar las Islas Cíes (opción preferida), una bonita forma de vivir la ría “low cost” es coger el ferry para visitar la ciudad vecina de Vigo, Cangas. El barco se coge en la estación marítima (www.mardeons.es), el trayecto dura 20 minutos, cuesta 2.2 € y se puede aprovechar para visitar o comer en Cangas. Las maravillosas vistas de la ría, las islas Cíes y Vigo desde el mar os dejarán huella! 

En caso de haberos abierto el apetito no dudéis e visitar la siguiente web con toda la información sobre Vigo y mucho más! 


12.- La Ribeira Sacra, por Sandra de El viaje de mi vida

Uno de mis rincones preferidos de Galicia es la Ribeira Sacra. A pesar de llevar viviendo más de 20 años en Galicia, al no tener coche, no tuve la oportunidad de conocer esa zona tan remota hasta que llegaron los Trenes Turísticos de Galicia hace unos 5 años.

Durante mi primera incursión, hice el típico recorrido en catamarán por el río Sil y me quedé totalmente anonadada con aquellos paisajes. Sus cañones te transmiten una sensación de paz increíble a la vez que te hacen sentirte muy pequeñito. ¡Es realmente sobrecogedor! Los monasterios y conventos escondidos por la zona le dan además un punto aún más místico a la Ribeira Sacra.

Este el recorrido más habitual, pero ¡La zona tiene muchísimo más! Durante mi última visita, también descubrí una faceta más divertida y más dinámica de la Ribeira Sacra: la ruta por el río Miño. Es perfecta para los amantes del piragüismo y tiene pequeñas playas fluviales en las que refrescarse del intenso calor de la región de Ourense en verano. 

Además, no hay que olvidar que la tremenda gastronomía de esta provincia gallega interior se ve completada a la perfección con vinos de aromas frutales procedentes de increíbles bodegas que parecen que se van a caer al agua debido a la tremenda inclinación (de hasta 85%) de sus viñedos. No es de extrañar que se hable de viticultura… ¡heroica!

Esta es mi recomendación. Os aseguro que merece mucho la pena salirse de las rutas turísticas habituales para descubrir esta región llena de encanto.