Gdansk en un día, qué ver

Ay, Gdansk, esta ciudad del norte de Polonia de la que habíamos leído que nos llegarían unas horas para verla. Estuvimos unas horas a última hora de la tarde y otras tantas a primera hora de la mañana, en total estaríamos medio día. Y sí, vimos todo lo que queríamos ver, el centro histórico, pero nos quedaron muchas cosas en el tintero que descubrimos una vez allí.
Cuando fuimos a la oficina de turismo y nos dieron una guía de la ciudad, nos dimos cuenta que un par de días habría sido la mejor opción. Primero os hablaremos del centro histórico, que es lo que vimos nosotros y luego os daremos alguna idea a mayores por si disponéis de más tiempo que nosotros.


Algo que os llamará la atención cuando visitéis Gdansk, es  que se suele utilizar el término de "las 3 ciudades" o "ciudad triple", esto es porque junto con Sopot y Gdynia forman un destino turístico con muchísimos atractivos. El nombre polaco sería Troójmiasto.

Nada más llegar y dejar las maletas en el hotel, nos fuimos directamente al centro y lo que nos llamó poderosamente la atención era la noria que hay allí. Como buenos guiris nos subimos a ella y he de deciros que nos decepcionó profundamente. Su precio (56 PLN los dos) podríamos haberlos invertido en algo más productivo, pero, oye, que nos quiten lo bailao 😉

Tras verla bellamente iluminada, tocaba verla de día y lo primero que avistamos a lo lejos fue la Grúa o Zúraw, construida a mediados del s. XV, y que servía para cargar pesadas mercancías en los barcos que atracaban en el muelle. Como en el resto de Polonia, Gdansk fue arrasada durante la II Guerra Mundial y prácticamente está todo reconstruido. En Gdansk, las obras empezaron en 1949 y se prolongaron más de 20 años, aunque algunos interiores todavía fueron rematados en la década de los 90.



Nuestros puntos de interés se encontraban todos en la Ciudad Principal o Glowne Miasto, con construcciones restauradas pero que son iguales a las que había hace 300 o 400 años.

Es una ciudad muy fácil de visitar porque el Camino Real, con una distancia de 500 m, nos va marcando muchos de los lugares de interés: la Puerta Alta, la Puerta Delantera, la Puerta Dorada, el Mercado Largo, la Casa Dorada, la Puerta Verde,  la Fuente de Neptuno, la Iglesia de Santa María, la preciosa calle Mariacka o el Gran Arsenal.






Algunos expertos mantienen que la iglesia de Santa María es la más grande del mundo construida en ladrillo. Las obras empezaron en 1343, pero no alcanzó su estado actual hasta 1502. Dispone de un reloj astronómico y, sobre todo, unas vistas maravillosas desde lo alto de su torre de 78 metros. Eso sí, preparaos para pagar 10 PLN por persona y, sobre todo, para subir los 405 escalones. No, no hay ascensor. Se siente! Y, además, su interior está en obras por lo que da un poco de yuyu ir subiendo entre obreros, escombros y paredes apuntaladas. Pero no, no es peligroso. Nada que ver con aquella escalera por la que subimos en la ciudad eslovena de Piran y en la que pensábamos que íbamos a morir en cualquier momento precipitándonos al vacío.









Dicen de Ulica (calle) Mariacka que es la más atractiva de todo Gdansk, esta calle empedrada recorre el trayecto entre la Puerta de Santa María  y la iglesia del mismo nombre que pudisteis ver más arriba.  Es también un buen lugar para comprar artesanía, sobre todo piezas elaboradas con ámbar.


Fuera de la Ciudad Principal, nos encontramos con el Caso Antiguo, en donde únicamente queríamos ver una cosilla el Gran Molino, construido en 1350 por los Caballeros Teutones. Hoy, su uso no tiene nada que ver con el primitivo, ya que se supone que alberga una especie de centro comercial, aunque no sabemos si por la hora, el día... a nosotros nos pareció que ya no se ejercía actividad alguna en él. Eso sí, el edificio nos encantó.





Qué nos recomienda la guía que podemos obtener en la oficina de turismo? Hay varias rutas y si queréis hacer la que hicimos nosotros más o menos, la encontraréis con el nombre de "La ruta de la historia".

Sin embargo, ellos nos recomiendan para 24 horas en la ciudad, visitar la playa de Brzezno, el faro de Nowy Port (en donde a las 12, 14, 16 y 18 h, la Esfera del Tiempo desciende por el mástil de la torre del faro y sus vistas de la desembocadura del Vístula y Westerplatte), navegar en la lancha colectiva F5 (sólo en verano) para ver donde se inició la II Guerra Mundial y la fortaleza Wisloujscie, comer a a orillas del río Motlawa  y pasear por el Camino Real, tomarnos luego un café en una de las numerosas pastelerías tradicionales, visitar la Plaza de la Solidaridad  y acabar de fiesta en los antiguos astilleros.







Os hemos convencido ya para visitar Gdansk? Recordad que mejor un par de días o al menos uno entero para poder visitar alguno de los interesante museos que hay en la ciudad y para disfrutar de esas playas y ese recorrido por la desembocadura del río. Y si ya pensáis en visitar la Ciudad Triple, todo el tiempo os parecerá poco😏





Otros artículos de Polonia:
Polonia en una semana: Itinerario y presupuesto


------------
NOTA:
Si la información aquí escrita te ha sido útil y necesitas reservar hotel, te pedimos que lo hagas a través de nuestra cuenta de afiliado de BOOKING. A tí no te supondrá ningún coste adicional y a nosotros nos ayudarás con el mantenimiento de este blog. GRACIAS!!

0 con algo que decir: