Esta receta la saqué del blog de María José y, bueno, puede que no me haya quedado muy bien de presentación no, pero estaba riquísimo, sabía igual que el del restaurante.

Y gracias a esta receta aprendí una valiosa lección: subir claras a punto de nieve es demasiado complicado y da mucho mucho mucho trabajo. Era la primera vez que las montaba y me llevó más de 35 minutos y todavía no tenían la consistencia que deberían (leí por ahí que hay que poner boca abajo el recipiente y si no se mueven, es que están listas), pero ya no tenía fuerza en el brazo para continuar.

Al día siguiente me fui al Lidl y me encontré una batidora con picadora, barillas para subir claras y nata y "batidora normal" por 18 euros, estoy contentísima con ella, jejeje.

P.D. Estos días no visité vuestros blogs porque estuve de viaje, pero enseguida me pongo al día, jejejje.

Este monasterio está a media hora de donde vivo y nunca había ido. Parece que lo están reformando para un posible hotel de lujo.......

Si vais, abrigaros bien, fuera hacía calorcito, pero dentro pasé un frío, jejejje.

Más información: aquí y aquí.

P.D. El lunes me voy 9 días de viajecito a recorrer Extremadura, así que prometo traer cantidades industriales de fotos, jejejje.
Uno de los canales Las salinas de la ríaLa SéUno de los numerosos puentesFaro de Aveiro (en la cercana  playa de Barra)Casita en otra playa cercana

Fuimos a Aveiro por la fama de su canales, pero a pesar de que la llaman la Venecia portuguesa, nos decepcionó un poco.

Llegamos algo cansados y como amenazaba lluvia, nos subimos en unos de esos autobuses turísticos. El precio no fue caro y nos permitió hacernos una idea general de la ciudad. Si vais, no os lo recomiendo, por un lado te haces una idea, pero por otro se paran demasiado en el campus universitario, y no dejar de ser eso, un campus. Por lo demás, aparte de la ría y unos cuantos edificios bonitos...........