No me puedo creer que falten poco más de 15 días para este viaje que tenemos organizado desde hace meses. Nos hace mucha ilusión esta escapada y también, por lo menos yo, estoy un poco nerviosa. Me encanta organizar viajes (a veces, incluso los de los demás, jeje), buscar información, escoger hoteles, hacer rutas.....pero esta es la primera vez que organizo algo así, con vuelos, trenes, buses......

Empecé a viajar en el 2007, así que de momento he visitado pocos lugares y no tengo mucha experiencia en ciertos temas, quitando Portugal (en el que hemos estado varias veces) y el crucero de mayo por el Mediterráneo, esta será la primera vez en el extranjero.

Recopilando datos:

Tenemos reservados los hoteles, todos directamente con ellos, menos el de Verona que lo reservamos con Logitravel. También tenemos los billetes de bus que nos llevarán desde el aeropuerto de Bérgamo la Stazione Centrale de Milán (con Terravisión) y los de tren (con Trenitalia) que nos moverán de Milán a Como, de Milán a Verona, de Verona a Venecia y de Venecia a Bérgamo. Desde Bérgamos al aeropuerto cogeremos un taxi o un bus, aún está por ver, pero el hotel está a 6 km, así que seguramente pillaremos un taxi, que estaremos cansaditos de 7 días por tierras italianas XD.

Después de varios intentos por reservar Il Cenacolo (La última cena de Leonardo da Vinci), que se encuentra en una de las iglesias de Milán, hemos decidido olvidarnos del tema, porque además iríamos muy pillados para ver la ciudad.

Tenemos impresos algunos planos y todas las rutas que queremos hacer en Mapsgoogle, para no olvidarnos de nada.

No reservamos el barco por el lago Como, pero llevamos impresos los horarios y los precios, ni tampoco, por supuesto, los funiculares para Brunate ni el de Bérgamo para la ciudad alta y el castillo de San Vigilio.

Hemos comprobado los espectáculos de la Arena de Verona y no hay ninguno para esas fechas.....

En Venecia intentaremos visitar las ilas de Murano y Burano, estamos mirando una agencia que por 20 euros se encargan de todo (Viatorcom)......

Puff, ya veis que tenemos un montón de cosas en la cabeza, pero si tenéis algo que recomendarme, este es el momento XD

También aprendimos algunos datos de interés, como todos los tipos de establecimientos hoteleros (trattoria, tavola calda, tavola fredda.........), llevamos apuntados algunos teléfonos de interés (carabinieri, polizia di stato, emergencias sanitarias....), sabemos que en Italia se utiliza el número ICE, que es el número al que quieres que llamen si te pasa algo, sabemos también que si alguien nos dice "Buona fortuna" y a pesar de lo que pueda parecer, nos está deseando mala suerte, sino tendrían que decirnos "in bocca al lupo", jeje, también que McDonalds tiene la McItaly, hecha 100% con productos italianos...........

Se nota que estamos ilusionados???

Editado a las 20.50h: se me olvidaba una cosita sobre las góndolas de Venecia. Leí que un paseo de menos de una hora te cuesta entre 80-100 euros, por lo que seguramente lo descartaremos, pero resulta que hay unas góndolas públicas que valen 0,50 céntimos. No pueden ser lo mismo, desde luego, pero para quitarse la espinita.....También vamos algo informados sobre el transporte público en esta ciudad, a base de vaporettos......

También leí que para comprar las famosas máscaras griegas, lo mejor es en Burano, en donde las encontrarás por 35 euros.


Otro hotel del que guardamos mala experiencia y fue en el mismo finde que el de Cantabria, así que menos mal que las Cuevas del Soplao y la ruta del Cares nos encantaron, que si no, no habríamos salvado nada de aquellos días.

Es una pena que no tenga fotos del interior, pero el disgusto fue tan grande que ni ganas tenía de retratarlo, pero serían una prueba magnífica de que algunas de las fotos que suben en la web no son lo que parecen.

Tendríamos que habernos previsto algo así cuando reservamos a través de Logitravel 2 noches con desayuno y cena para dos personas por 122 euros en temporada alta. Demasiado barato, verdad?

Entramos en su web y vimos que había varios tipos de habitaciones, supusimos que nos tocaría la estándar, que aunque antigua no parecía que estuviera del todo mal. Pues bien, la estándar correspondería a una suite de lujo respecto a la que nos asignaron. Quedó claro que había una parte del hotel reformada y otra parte que llevaba sin cambios como unos 40 años.

El teléfono de la foto es el de la habitación, imaginaros el resto. La habitación y el baño, aparte de muy muy antiguos eran enanos y, por supuesto, carecían de cualquier tipo de aislamiento acústico, lo podíamos oír TODO. Imaginaos si era diminuta que teníamos que entrar de lado en el baño, ya que la puerta tropezaba con la cama por la falta de espacio. Os digo de verdad que una persona con un poco de sobrepeso no podría ni entrar.

En fin, para olvidar.







Hace ya dos meses que estuvimos en este hotel, pero el recuerdo es tan malo que ni ganas tenía de escribir sobre él. Únicamente en un hotel de Toledo nos trataron tan mal como aquí.

El hotel en sí, no está mal, es una antigua casona dentro de una finca ajardinada preciosa, que tiene incluso un pequeño riachuelo. Las habitaciones, a pesar de que el baño era abuhardillado y daba un poco de claustrofobia ducharse, eran cómodas, pero el trato al cliente fue más que pésimo.

Hay alguna gente que se cree que cualquiera puede trabajar en hostelería y la verdad es que te tiene que gustar la atención al público y ser un poquito agradable, algo de lo que carecían en este establecimiento.

La recepcionista, puede que dueña también (aunque no lo tengo confirmado), era muy desagradable, tuvimos un pequeño problemilla en la habitación y cuando se lo comentamos ni se inmutó.

En el desayuno estuvimos sentados más de 15 minutos esperando a que nos preguntaran si queríamos café o zumo, ya que la bollería, tostadas....estaban en un bufet. Cuando por fin nos lo preguntaron, debieron tardar otro tanto en traerlo a la mesa. Los cuadros que decoraban el salón donde servían las comidas estaban muy sucios, al igual que las cafeteras en las que nos sirvieron el café y la leche.

En el pueblo tampoco fueron muy agradables, creo que ya lo comenté en su momento, pero nos fuimos de allí sin ver lo que queríamos ver por lo mal que nos trataron en restaurantes y bares. Puede que sólo fuese una mala experiencia, pero en mi opinión ni el pueblo ni la hostelería se merecen más de un cero. Vaya experiencia más nefasta!!





Faltan algo menos de 25 días para nuestro viaje a Lombardía y Véneto y mientras que llega ese momento, aprovecharé para hablaros de 3 hoteles en los que he estado recientemente.

Uno de ellos es el Hostal Piquio, en Guadarrama, Madrid. Hace unos días y por motivos familiares tuvimos que hacer un viaje relámpago a Cartagena. Al salir a las 16 h desde Coruña y tener que cruzar  España, mis suegros decidieron que era mejor dormir por el camino y la mejor opción sería un lugar que no nos alejara demasiado de la autopista/autovía y que quedara más o menos a mitad del trayecto. Solución: Guadarrama.

Es un hostal normalito que cuesta 45 euros la habitación doble, sin desayuno. También tiene un restaurante en el que cenamos bastante bien. Casi nos vamos porque al entrar vimos que el menú era de 24 euros por persona, pero al ver que nos íbamos, se nos acercó el que parecía el dueño diciéndonos que ya venía el camarero a decirnos el menú del día, cuyo precio era de 10 euros. La comida estaba rica y nunca había comido una ración tan grande de flan de huevo en un restaurante!!

P.D. Estoy triste porque me acabo de dar cuenta de que perdí las fotos del viaje a Burgos :-(