Esta ha sido, de momento, la ruta más larga que hemos hecho. Son unos 20 km que hicimos en unas 7 horas, tomándonoslo con mucha calma y parando para comer un buen rato al lado del río. Deciros que en esta ruta no nos encontramos absolutamente a nadie y eso que son muchos quilómetros para no coincidir y lo hicimos el primer finde de mayo.

La ruta empieza en el Parque do Eume, en As Pontes de García Rodríguez y termina en el mismo punto. Dejamos este puente a la derecha y seguimos el sendero marcado dentro del parque. Este mismo puente lo cruzaremos a la vuelta, dando por finalizada la jornada.


Como os decía, nunca habíamos caminado tanto, pero es una de las rutas más bonitas que hemos hecho. Excepto unos metros, toda la ruta discurre por tramos no urbanos, entre la ribera del río Eume y unos frondosos bosques.


 Después de abandonar el Parque do Eume, seguimos la senda peatonal al lado del río hasta llegar al Embalse da Ribeira Nova.






Vamos dejando el embalse y nos adentramos en los montes. A lo largo del camino nos encontraremos con varios regatos.El más bonito es el Rego do Inferno.
Como ya os hemos contado varias veces, una "fraga" es un bosque gallego virgen, envueltos en un clima húmedo y freso y con mucha influencia atlántica.

Los lugares por los que discurre están catalogados como Lugares de Interés Comunitario (LIC) de la Sierra del Xistral y el Parque Natural de As Fragas do Eume.










En las dos fotos anteriores podéis ver el fantástico lugar que encontramos para comer. A la ribera del río, con un paisaje impresionante y con arbolitos para cobijarse del sol. Deciros que no encontramos otro lugar que nos gustase tanto y se acomodase para poder comer tranquilos.




Hay tramos de diversa dificultad, con una subida de varios quilómetros casi llegando al final, por lo que nos la recomendaríamos si no os gusta caminar o no disponéis de la suficiente movilidad. Yo soy totalmente sedentaria y al principio me costó un poco, sobre todo al pensar que nos quedaban muchos quilómetros por delante. Pero, aunque cansada, llegué al final. Por cierto, en la mayor parte del tramo, no hay cobertura.





En este punto, Vilarbó se encuentra aproximadamente el punto medio de esta ruta PR-G 147.
Aunque el portal está cerrado, la ruta continúa pasando por uno de sus laterales. Estad atentos porque podéis ver varias especies animales. Nosotros tuvimos la suerte de ver un corzo




El tramo que pasa por el parque eólico es quizás la parte más fea. En mi opinión, eliminaría este tramo que nos hace perder un poco la esencia de la ruta.
Antes de bajar, de nuevo, al pueblo de As Pontes, podremos divisarlo desde lo alto y observar las enormes dimensiones de su lago artificial, creado para cubrir una antigua mina a cielo abierto de lignito.
Cruzando el río Eume sobre el puente que vimos en la primera foto se termina esta maravillosa ruta.
El Museo Nacional de Ciencia y Tecnología, más conocido como MUNCYT, tiene dos sedes en España, en Madrid y en Coruña, a esperas de que se inaugure la tercera en Alcobendas a lo largo de este año.

Como ellos mismos se describen en su web este museo "consiste en contribuir a la educación científica y tecnológica de la sociedad española, haciendo que esta comprenda, aprecie, utilice y desarrolle los conocimientos, actitudes y métodos de la ciencia.
Los objetivos principales del museo son: contribuir a popularizar la ciencia y mejorar la educación científica de todos los ciudadanos, así como conservar y poner en valor el patrimonio histórico de ciencia y tecnología."

Nosotros os vamos a hablar de nuestra visita al de Coruña, ya hace más de 6 meses. En ese momento, la entrada era gratuita y creo que sigue siéndolo a día de hoy.

A nosotros nos pareció bastante interesante, aunque como en todos los museos, hubo zonas que nos gustaron más que otras.

Yo particularmente me quedo con la planta baja dedicada, en aquel momento, a descubrimientos y patentes importantes, la última con aparatos tecnológicos antiguos y, sobre todo, la increíble cabina del Boeing 747 que trajo al Guernica a España.

 Este Citröen 5CV de los años 20 causó sensación en su momento por su "bajo" precio y fue el primer modelo pensado para mujeres. El ingeniero André Citröen viajó en 1912 a Estados Unidos y allí conoció a Ford, que a parte de ser su amigo, le enseñó su modelo de producción.



 Arriba podéis ver el prototipo de una enciclopedia mecánica en 1962, como evolución de la primera patente de 1949.
 En esta exposición sobre patentes aprendimos muchas cosas, como la historia de la tirita, inventada en 1917 por Earle Dickson, "harto" de que su mujer se cortase y/o quemase constantemente en la cocina.


 Otro de los inventos fue el primer tampón con aplicador, de 1929, aunque no empezarían a comerciarse a través de Tampax hasta 1936. Los primeros tampones eran hechos en casa con una máquina de coser y un comprensor manual de algodón.
 Llaman la atención, sobre todo a los más pequeños, esta pareja de robots que te hablan cuando te acercas.





 El friki de Luismi disfrutó de lo lindo con este pedazo ordenador. Un IBM 650, fabricado en Alemania en 1959. Se trajo a España para el Centro de Cálculo de Renfe. Su precio hoy rondaría casi los 6 millones de euros.




 A partir de aquí, podéis ver varias fotos del Boeing 747.




Listado con las películas que pudieron visionar los últimos pasajeros de este avión en 2004










 Y en la última planta, llegamos a la tecnología:






















 Y para terminar, a la salida, podemos disfrutar de unas cuantas fotografías antiguas de la ciudad.

Os dejamos el vídeo de nuestra visita a otro de los museos de Coruña, la Casa de los Pece,s y os recomendamos que los visitéis.